De amigos, raciones infernales y talentos desaprovechados…

Si lo analizas un momento, te darás cuenta que todos hemos tenido los mismos estereotipos de amigos. Estaba el guarro, el ligón, el futbolista, el chistoso, el empollón… y una larga lista, en la que siempre tenemos un nombre, o varios, asociado a cada categoría. No obstante, hoy voy a hablarte de uno al que, al menos en mi caso, llegué a apreciar y detestar a partes iguales: el gorrón

Peligroso su tránsito...

Un curioso individuo que sacaba todo su talento a relucir cuando había comida de por medio. Y es que, cuando toda una pandilla toma medidas ‘preventivas‘ de forma unánime, con respecto a una persona, es que el problema es serio. Y lo era.

Situación: Ración de albóndigas en salsa, recién salida de la cocina, a compartir por cuatro comensales. La salsa aún hervía, pues su temperatura era similar a la del infierno en agosto. A pesar de todo, Mr. Gocho no dejó que el plato se posara en la mesa y ya se había echado una albóndiga a la boca

Yo: (Dudando entre aplaudir o darle una hostia…) ‘¿No te estás abrasando…?’
Mr. Gocho: (Con lágrimas en los ojos, jurando en arameo en su interior, balbuceando como podía y con el paladar inutilizado para los siguientes tres años…) ‘Nooohhhh… Qué vaaahhh…’

Siendo sincero, tengo que reconocerle tres cualidades: valentía, poca vergüenza y descaro. La primera, porque nadie tenía huevos a probar la comida a tal temperatura; la segunda, por su total ausencia de conciencia colectiva o compañerismo; y por último, el descaro de mentirnos de forma ladina, a pesar de que sus propias lágrimas le delataban o del humo que le salía por la boca. Lo reconozco… ¡Tú sí que vales…!

El problema era que cuando querías echar mano a la comida, ya se había zampado media ración. Y no creas que asumía sus actos con un: ‘Bah, acabaros lo que queda…’ Al contrario, cuando veía que empezábamos a comer, se ponía en ‘Modo pelícano‘, para tragar todo sin masticar. De verdad, una tarde con este personaje era mejor que ir al Circo del Sol

¿La solución? Sencilla: Comer por turnos. Eso sí, imagínate el panorama. Cuatro adolescentes, tenedor en ristre, esperando que llegara el turno para coger su brava, calamar o chopito de rigor. Una medida que, si bien servía para equiparar el número de piezas ingeridas por persona, no garantizaba que todos comiéramos la misma cantidad. Y es que otra de las habilidades destacables (rozando el nivel de súperpoder) de Mr. Gocho, era la capacidad para encontrar la pieza más grande en cada turno. ¿Rayos X? ¿Sensor de calor? No tengo ni idea, pero era realmente asombroso…

No obstante, y a pesar de limitar la capacidad de exponer su ‘ansia viva‘ cuando comíamos en grupo, Mr. Gocho aprovechaba cualquier situación que se le presentara, para alimentar a su orco interior. Así ocurrió el día que vino a mi casa y conoció, por primera vez, las granadas. Si alguna vez has pelado una, sabes que tardas menos en pintar la Capilla Sixtina. Pues bien, tras una tarde entera, yo había pelado cuatro y las tenía, cubiertas de azúcar, en una ensaladera tamaño XXL… Te lo estás imaginando, ¿verdad? Pues tienes toda la razón. En lo que tardé en ducharme y vestirme, no más de 15 minutos, se comió el bol entero. Como lo lees…

Mi asombro no vino por el hecho de terminarse el cuenco, que también; mi asombro vino porque todavía pudiera respirar. Es más, desde ese día intenté no dejarle a solas con algún familiar, por si acaso se lo comía… Pasó de ser un amigo, a convertirse en un ‘walking dead‘…

A pesar de lo que has leído, la figura de Mr. Gocho se mantuvo en el ámbito de la delgadez hasta bien alcanzada la madurez. Supongo que maquinar este tipo de actuaciones, desgasta más de lo que parece. Con esto no quiero decir que para adelgazar haya que actuar de tal manera… Seguro que hay millones de dietas con las que perder peso sin jugarte a tus amigos…

Sea como sea, estoy en disposición de afirmar que tomarte una ración con los amigos, es mucho más satisfactorio que cualquier régimen… incluso con tu Mr. Gocho particular a la mesa…

Enlaces relacionados:
III Tapas Party ‘Ciudad de Toledo’
De Tetris sexuales, baños concurridos y posturas imposibles....
Cliente y razón no siempre van de la mano…
De pelos rizados, restaurantes y sinvergüenzas…
No hay huevos… de gallina…
De barras libres, dedos de vodka y dientes rotos…
De periodista, nada; de cura, algo sale…

Ronda Musical…

Hace tiempo que vengo diciendo que Rihanna es la auténtica reina del panorama musical actual. Desde su primer sencillo ‘Pon de Replay‘ (2005), ha ido enlazando temazos que siempre han llegado a lo más alto de las listas de éxito. Más de 26 millones de seguidores en Twitter; cerca de 63 millones en Facebook; o su vídeo ‘Love the way you lie‘ entre los más vistos de la historia en Youtube, son algunas de las sorprendentes cifras de esta exótica belleza. Su último single, como era de esperar, no iba a ser menos que los anteriores, y ya está en el número 1 del Billboard Top 100

Autor: Jesús Redondo Consuegra

My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

6 pensamientos en “De amigos, raciones infernales y talentos desaprovechados…

  1. No me digas más, que nosotros tenemos un compañero que le comparo a las “boas”, es decir que come ocasionalmente siempre coincidiendo con eventos “comida gratis” haciendo acopio como si siempre fuera a hibernar en cualquier epoca del año.
    Son amigos/compañero de una especie que no esta en extinción.

  2. De estos también he visto más de uno… date cuenta que he trabajado muchos años de camarero, y en cada boda había alguno o alguna que comía en el cóctel como si no hubiera un mañana… A pesar de que un rato después se iban a apretar un menú de cuatro platos…

    El ansia viva es muy mala…

  3. Pingback: Yo gané una Champions con Mourinho… | La Última Ronda

  4. Pingback: Esguince, el dolor de los dolores… | La Última Ronda

  5. Pingback: ‘Tones con Glee’: la merienda de los campeones… | La Última Ronda

  6. Pingback: De llamadas telefónicas, facturas millonarias y famosos… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s