‘Tones con Glee’: la merienda de los campeones…

Dicen que la felicidad está en las pequeñas cosas, momentos concretos, situaciones puntuales… Ésas que, con el paso de los años, rememoras con sentimientos encontrados, mientras una medio sonrisa se dibuja en tu cara. Uno de los recuerdos que con más cariño conservo de mi adolescencia, tenía como protagonistas a tres elementos indispensables: ‘Tones‘, ‘Glee‘ y mi ‘hermano’ Luis… No necesitaba más para ser feliz…

Tones...

Sigue leyendo

Mi Primera Comunión… y la última

¿Quién no ha tenido un trauma infantil…? Una experiencia en la más tierna juventud que le ha marcado de por vida. Arañas, Freddy Krueger, Furbys, Galindo… Los desencadenantes de los mismos son innumerables y diferentes en cada caso ¿El mío? Un evento en el que en vez de darme la hostia el cura, me la dio mi propia familia: la Primera Comunión…

Pluma

Sigue leyendo

Ideas de bombero de un joven ‘pringao’ de pueblo…

Cuántas veces has ido a hacer algo mientras en tu cabeza te repetías: esto no es buena idea. Miles, ¿verdad? Más de una con alcohol de por medio. Lo peor es que, en este caso, no había ni una gota, tan sólo un joven capullín, o sea yo, mal asesorado por un mítico pieza de Camuñas (Toledo): el Alemán. Mítico donde los haya. Objetivo: coger una paloma que estaba sobre una casa en ruinas… Resultado: epic fail…

Paloma

Sigue leyendo

Esguince, el dolor de los dolores…

El dolor de los dolores, el dolor más inhumano, es pillarse los cojones testículos con la tapa del piano… Al menos eso decía la cantinela infantil. En mi caso, no tocar instrumentos musicales me ha ayudado a evitar este tipo de dolencias. No obstante, y como todo hijo de vecino, he tenido mis momentos, y muchos. Eso sí, el que recuerdo con mayor intensidad, fue el día que me hice el esguince… pues al dolor de la lesión, se unió la falta de tacto de mis compañeros y amigos… Y es que Voldemort habría manejado mejor el momento…

Esguince...

Sigue leyendo

Yo gané una Champions con Mourinho…

Se hace llamar ‘The Special One‘, y reconozco que el apodo no es casual. José Mourinho, entrenador del Real Madrid, es una de esas persona que acapara toda la atención de una sala, en cuanto cruza la puerta. Y no hablo de ahora, que es un referente mundial de los banquillos, hablo de hace años… en concreto ocho. Es el tiempo que ha pasado desde que yo estuve con Mourinho…

Jose Mourinho

Sigue leyendo

De amigos, raciones infernales y talentos desaprovechados…

Si lo analizas un momento, te darás cuenta que todos hemos tenido los mismos estereotipos de amigos. Estaba el guarro, el ligón, el futbolista, el chistoso, el empollón… y una larga lista, en la que siempre tenemos un nombre, o varios, asociado a cada categoría. No obstante, hoy voy a hablarte de uno al que, al menos en mi caso, llegué a apreciar y detestar a partes iguales: el gorrón

Peligroso su tránsito...

Sigue leyendo

De vecinos, Xsaras y súperpoderes…

Que mi historial como conductor es equiparable al de Felipe Massa, es algo innegable. No tienes más que echar un ojo a los enlaces relacionados del final de este post. No obstante, al leerlos te darás cuenta que en ninguna ocasión he sido responsable.De hecho, en 13 años que llevo con el carnet, tan sólo he dado un parte amistoso, por un pequeño golpe por detrás. No seré tan mal conductor… lo cual no me exime de tener mala suerte al volante para repartir…

Sigue leyendo

De Tetris sexuales, baños concurridos y posturas imposibles…

Sexo, pasión y desenfreno… al estilo Tetris. Esto fue lo que te prometí en el último post (el número 100 de ‘La Última Ronda‘) y, como bloguero de palabra que soy, te aseguro que lo tendrás… De hecho, es mi deber avisarte que la historia que estás a punto de leer puede herir tu sensibilidad, aunque también puede abrirte nuevos horizontes sexuales o, simplemente, dejarte como a mí cuando lo viví… bloqueado. Sea como sea, si vas a seguir leyendo, será bajo tu responsabilidad. No digas que no te advertí…

Sigue leyendo

De pelos rizados, restaurantes y sinvergüenzas…

Que cliente y razón no siempre van de la mano es un hecho. Que hay clientes cuya desvergüenza hace sonrojar a cualquiera, también lo es. Pero que encima se salgan con la suya, es algo que me pone de muy mala hostia enfurece sobremanera. Pues esto es lo que me pasó con una joven pareja de clientes en el Restaurante Samarkanda… para mear y no echar gota…

Sigue leyendo

Cliente y razón no siempre van de la mano…

‘El cliente siempre tiene la razón’. Al escuchar una afirmación tan atrevida, puedo asegurar dos cosas sin miedo a equivocarme. La primera: el ‘propietario intelectual’ de esta frase era un cliente. La segunda: el cliente siempre tiene la razón, hasta que deja de tenerla…

Sigue leyendo