Buscando al mejor abuelo del mundo…

Siempre me ha encantado hacer reportajes con personas mayores. Sorprendentes, listos como ellos solos y muy dados a dejar titulares golosos, han conseguido sacarme miles de sonrisas durante estos años con algunas respuestas inesperadas. Como ejemplo, valga la señora de 87 años a la que llamé, para que me comentara cómo iban sus clases de inglés, y me respondió al teléfono con un espectacular: “Hello…”.

En esta ocasión, mi reportaje se centró en un curso en La Solana (Ciudad Real) que pretendía acercar a abuelos y nietos, mejorando la comunicación entre ambos con elementos en común. Huelga decir que todo el que lo lea, no sólo terminará con una sonrisa pçicara en su cara, sino que muchos identificarán a sus propios familiares en alguna de las historias que cuento

Buscando al mejor abuelo del mundo – Jesús Redondo – 30/04/2011

De la peonza, a la Nintendo DS3. De quedar en el parque, a chatear por Facebook. De la pareja ‘tradicional’, a las innumerable variables actuales. O de las cartas postales, a los imprescindibles ‘sms’. Lo cierto es que entre un abuelo y su nieto en la actualidad, hay más de dos generaciones de diferencia. Este hecho dificulta, en muchas ocasiones, la comunicación entre ambas partes. Para tratar de evitar esta situación, el Centro de Mayores de La Solana (Ciudad Real), ha puesto en marcha el ‘Taller de Comunicación eficaz entre abuelos y nietos’.

El rápido crecimiento de la sociedad y los continuos avances tecnológicos, hacen que gran parte de la tercera edad quede al margen de la propia sociedad. Así, las relaciones abuelos/nietos, sobre todo a partir de ciertas edades, pueden ser bastante complicadas. “Hay nuevos roles sociales, nuevas formas de relacionarse y en este taller buscamos vincular a las personas mayores en ese avance social que se está generando”, comenta Víctor García Velasco, terapeuta ocupacional que coordina el Taller.

“La idea principal de esta iniciativa es dotar a los mayores de herramientas necesarias para establecer, mantener y fomentar las relaciones con sus nietos, para mejorar esa relación a través de nexos comunes en conocimiento y actividades”. Así, en las siete sesiones que consta el taller, los participantes aprenderán a conocer desde los juegos que les gustas a sus nietos, hasta las series actuales, pasando por las nuevas tendencias en moda o las actividades que realizan en su tiempo de ocio.

Además, desde el Taller se busca potenciar “las habilidades sociales para mantener o iniciar una conversación, trabajando la empatía y la comunicación no verbal, necesarias también para la resolución de conflictos”, comenta Víctor García. Y es que, uno de los objetivos principales es “ver como el abuelo pueda dar consejos para resolver problemas del nieto en varios entornos, como con los amigos, la escuela…”.

EL TEMIDO FACEBOOK

Parece obvio, que dentro de los entornos que maneja la actual juventud están las redes sociales, en especial Facebook, que ya cuenta con más de 500 millones de usuarios. Por tal motivo, el terapeuta ocupacional confía en que, una vez finalice el taller, “los participantes sean capaces de mantener una conversación por Facebook con sus nietos”. Pero además, que “haya una relación bidireccional, como que el nieto le enseñe al abuelo las nuevas tendencias, y el abuelo al nieto, los antiguos juegos, por ejemplo”.

Eso sí, la empresa no va a ser fácil para el coordinador del taller, tal y como avisa Felipe, un vecino de La Solana, de 70 años. “Lo de Internet no lo entiendo. Es el móvil y lo sé manejar lo justo, con que imagino lo otro”, comenta. No obstante, este abuelo de cuatro nietos (de 16, 13, 5 y 1 años) reconoce no tener miedo a aprender porque “soy un poco atrevido, pero lo veo difícil”.

Y es que, Felipe reconoce que cuando ve a sus nietos, “incluso el de cinco años, ‘chisqueando’ con el móvil a ‘toda mecha’ me parece imposible de manejar. Yo les digo que eso es sólo para llamar, pero me contestan que también tiene juegos”.

Al igual que Felipe, la mayoría de los 19 participantes en el taller “no tienen ni idea de Internet”, afirma Víctor García. A pesar de todo, “están expectantes porque son esponjas y quieren ver qué les vamos a ofrecer”. Y es que, todos ellos “están dispuestos a darlo todo porque quieren ser los mejores abuelos del mundo”.

ALGUNOS JUEGOS DE ANTAÑO, MEJOR OLVIDARLOS

Felipe, según confiesa, puede que no alcance esa cota, pero “me llevo bastante bien con mis nietos”, por lo que se apuntó al Taller “más por curiosidad que por necesidad”, más que por necesidad. No obstante, reconoce que hay muchas situaciones en las que se siente completamente alejado de la realidad de sus nietos. “Los juegos de antes no tienen nada que ver con los de ahora. Los de antes eran mejores”, sentencia.

Además, “ahora se peca un poco en exceso, con tantas consolas y ordenadores. Antes salías del colegio y te ibas ajugar a la calle con los amigos, ahora ni pueden con tantos coches”. Eso sí, gusten más o menos las formas de ocio actuales de los jóvenes, comparadas con algunos de los ‘juegos’ que recuerda Felipe de su infancia, son, al menos, más seguros. “De pequeños echábamos una ‘leva’. Nos íbamos a las eras y nos tirábamos piedras unos a otros. Claro, algunos volvían a casa aporreados”, asegura.

MENOS TIEMPO PARA EL OCIO EN LA ACTUALIDAD

Dejando a un lado las ‘levas’, lo cierto es que ve “positiva e interesante” la experiencia que les ofrece el Centro de Mayores. Una sensación que no comparte Francisca, otra de las participantes, de 64 años, y abuela de tres nietos de 13, 10 y 4 años. “No le he sacado sustancia al curso en las clases que llevamos”, confiesa, aunque sí reconoce “que tiene cosas buenas”.

No obstante, la afirmación de esta abuela solanera es comprensible ya que “tenemos muy buena relación, porque mis hijos trabajan mucho, vivimos cerca y pasan conmigo mucho tiempo”. Eso sí, reconoce y asume que “cuando sean mayores se irán con los amigos y pasarán de nosotros”. Aunque, de momento, “cada rato libre que tienen, se vienen a jugar al bingo y a las cartas con sus abuelos”.

Un tiempo libre que echa mucho en falta Francisca para sus nietos. “Han cambiado mucho las cosas, antes jugábamos más, pero ahora, al menos los míos, tienen muchas cosas que hacer. Inglés, danza, música… no tienen tiempo para nada, eso sí, están más preparados que nosotros”, reconoce.

De hecho, el último día del Taller, Víctor García ha preparado una “jornada de convivencia entre abuelos y nietos con historias de antaño, Play Station, juegos de antes y ahora, Cantajuegos para los más pequeños…”. Una cita a la que Francisca reconoce “estoy deseando ir, pero mis nietos, si tienen alguna actividad, no podrán venir”.

TODO POR MI NIETO… MENOS NOVIOS DEL MISMO SEXO

Eso sí, por muy buenos abuelos que sean y por muchos esfuerzos que estén dispuestos a hacer por sus nietos, hay ciertos “límites” que muchos mayores no están dispuestos a pasar. Y es que, en una de las sesiones, según comenta el terapeuta ocupacional, “hablamos de las nuevas relaciones sociales y afectivas, y de la posibilidad de que un nieto o nieta tenga una pareja del mismo sexo o de otra raza”.

En principio, “y hablando de forma genérica, todos decían que se adaptaban a ello, que son nuevos tiempos, pero al personalizar el ejemplo en cada abuelo, la cosa cambiaba bastante”, asevera Víctor García.

“Yo no veo bien que mis nietos sean gays o que venga con un negro o una negra”, reconoce Francisca. “Tendría que aguantarlo, porque con tanta mezcla no podemos decir que no, pero no me gustaría”.

En la misma línea se pronuncia Felipe, quien confirma que “lo aceptaría, pero no estaría a gusto”. En el caso de la raza, “estamos en las mismas. Gusto no da, pero es lo que hay”.

Y es que, tal y como reconoce el coordinador del Taller, “es la experiencia la que te hace cambiar la perspectiva, pero ellos no han tenido este tipo de experiencias, y es lo que intentamos hacerles ver”. Nadie dijo que ser el mejor abuelo del mundo fuera fácil. Al menos, estos 19 solaneros trabajan para llegar a serlo.

La canción de este post no tiene nada que ver con el tema, pero llevo todo el día con ella en la cabeza… por algo será…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

7 pensamientos en “Buscando al mejor abuelo del mundo…

  1. Pingback: El dolor crónico ya tiene solución | laultimaronda

  2. Pingback: La Última Ronda

  3. Pingback: Mazapán + Whisky de malta: Una pareja perfecta | La Última Ronda

  4. Pingback: Haciendo visible la discapacidad que no se ve | La Última Ronda

  5. Pingback: Profesor Max. Hipnosis y miniaturas | La Última Ronda

  6. Pingback: Star Wars. El Imperio Contraataca… en Toledo | La Última Ronda

  7. Pingback: Tupersex, el sex-shop a domicilio… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s