Esperando la llamada…

Os sitúo. Llevo desde el 24 de mayo buscando trabajo, con la suerte bastante esquiva y algo desesperado porque, para colmo, no tengo prestación. Es decir, no tengo ingresos.

Hasta ahí, todo bien. Bueno, al contrario, todo mal, pero se entiende cuál es mi situación actual.

No obstante, y de forma inesperada, el pasado domingo recibo un mail de una persona, influyente y con contactos, que me asegura va a hacer lo posible, sin prometerme nada (algo lógico, por la situación actual), para ayudarme a encontrar empleo. No obstante, este trámite se haría a través de un colega, llamémosle de Recursos Humanos.

Así las cosas, al día siguiente ya he contactado con él, le he comentado la situación, y su respuesta es: “Te llamo pasado mañana”, es decir, el miércoles 2 de noviembre.

Pues bien, acaba de terminar el jueves, y pasan 13 minutos desde que se ha iniciado el viernes y no me ha llamado. Esto duele. Y duele porque estaba acostumbrado a que fuera el sexo femenino el que pasara de mí, pero esto no me lo esperaba.

En serio. Sólo aquellos que han vivido esta situación, saben lo mal que se pasa. Muchos pensarán: “joder, son sólo dos días”. Eso es. Dos días, con sus dos noches, en los que has pasado de estar ilusionado ante la posibilidad de volver al mercado laboral, a llevarte una de las mayores hostias de los últimos meses.

Lo peor es que, ahora mismo, no sé cómo actuar. El mismo miércoles, cuando debería haberme llamado, le mandé un mail para que no se olvidara de mí (literalmente), al que no hubo respuesta, cuando el primer día de contacto tardó sólo una hora en responder a mi petición inicial. Pero claro, si le mando otro mail, me tomará por cansino y, si le llamo, me tomará por un psicópata…

Lo cierto es que tengo una sensación de desazón y desánimo que no le deseo a nadie. Sólo confío en que estas 48 horas (espero que no sean más) de sufrimiento, finalmente merezcan la pena… Por supuesto, en cuanto haya novedades, serán expuestas en forma de post…

De momento, me quedaré pendiente del teléfono, mientras sigo soñando con volver a trabajar cuanto antes…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s