El filete está podrido pero tú estás peor…

Tener un problema en una tienda es algo que le puede pasar a cualquiera. Ir a solucionarlo y que encima se te pongan farrucos, es algo que te encabrona bastante más. Por desgracia, eso es exactamente lo que me ha pasado recientemente con una cadena de supermercados. Para no hacer mala publicidad, os diré que su nombre empieza por D, acaba en a y puede tener una i entre medias, pero no daré más pistas…

La cosa comenzó el sábado, cuando fui al supermercado anónimo a comprar unos filetes de ternera. Estando en la zona de carnicería, una empleada me señala una partida que lleva el 20% de descuento. El motivo es que caducaban el lunes, dos días después. Sin problemas, porque no iban a durar tanto.

Pero al llegar a la caja, mi buena ‘amiga’ María, empleada agradable y eficiente por mis cojones, está más preocupada de salir pronto para irse al pueblo que de atender. Tal y como le iba contando a otra compañera. Viendo que pasaba tres kilos de mí, le pregunto si ha aplicado el descuento en los filetes y su respuesta, elegante y educada, fue:

María: ‘Es súper precio… no lleva descuento…’ (el tono de voz era para haberle arrancado las cuerdas vocales de cuajo)
Yo: ‘Pero tu compañera me ha dicho que esta bandeja llevaba un 20%. Me la ha dado ella…’
María: ‘¿Qué compañera, porque tengo muchas compañeras…? (dijo ella con voz aterciopelado y sutil…)
Yo: ‘La que está en carnicería, no sé cómo se llama…’

Viendo que no íbamos a ningún sitio, me fui a buscar a la susodicha, quien confirmó el descuento, argumentando que no le quedaban pegatinas del 20%. Obviamente, ni hubo disculpas por parte de María, ni las esperaba. Sólo una mirada de desprecio y a otra cosa. Muy agradable ella.

No terminó ahí el asunto filetes. Horas más tarde, abro la bandeja y al quitar el filete de la parte superior, con aspecto normal, veo que el resto tienen unas manchas negras que dan mucho asco. No sé si se aprecia bien en la foto pero era vomitivo. Era sábado por la noche, ya habían cerrado, así que esperé al lunes para devolverlo, convencido de que algo iba a pasar. ‘Cabalito’.

Al llegar, cosas de la vida y el azar de los turnos, estaba esperándome María en la caja. No sé si me reconoció o qué, pero ni me miró, a pesar de estar a un metro suyo. Si los que se pelean se desean, esta chica está loca por mí, aunque lo disimula de lujo. Pero lo cierto es que en esta ocasión el problema fue con la encargada.

Encargada: ‘A ver, ¿qué pasa?’
Yo: ‘Me llevé estos filetes el sábado, pero cuando los abrí estaban en mal estado…’
Encargada (Antes de quitar el papel aluminio que los tapaba) ‘Es que estos filetes caducaban hoy, y por eso tenían el 20% de descuento…’
Yo: ‘Sí, pero los abrí el sábado por la noche y no he podido venir hasta hoy lunes porque estabais cerrados…’
Encargada: (Aún sin abrirlos y mirando con cara desafiante) ‘Pero son para consumo inmediato…’
Yo: ‘Ábrelos, busca una sartén, y nos los comemos entre tú y yo, la mitad cada uno… Total, caducan hoy y se pueden comer…’

La cara de asco que puso cuando por fin los abrió, me supo a ‘Zas, en toda la boca‘ de los buenos. Aún tengo el regustillo. Eso sí, no creas que volvió a dirigirme la palabra. Se fue a la caja, cogió el dinero y me lo reembolsó. Ni disculpas, ni ‘voy a ver qué ha ocurrido’, ni nada de nada. Y eso que le insistí antes de irme, en que me parecía vergonzoso que taparan cuatro filetes podridos, con uno decente. Algo que estaba hecho a propósito y que es indigno de cualquier establecimiento.

Dicho lo cual, no queda otra: habrá que buscar otro sitio para ir a darse el filete. En este supermercado, casi mejor que no me esperen ningún Dia…

Enlaces relacionados:
IV Tapas Party ‘Ciudad de Toledo’
Te debo dos céntimos…
Gayumbos sudados en la caja del Carrefour…
Hasta siempre, formalidad…
De ‘Martini Hayworths’, Gintonics y gominolas…
Los bazares chinos… ¡qué gran negocio! 

Autor: Jesús Redondo Consuegra

Si quieres seguirme en Twitter – @JesusRedondoCon
Y si quieres ser mi amiguito en Facebook – La Última Ronda

4 pensamientos en “El filete está podrido pero tú estás peor…

  1. Uf… qué buena pinta tiene eso…
    Está claro que no es adecuado generalizar, pero las probabilidades juegan en tu contra cuando compras determinados productos en determinadas tiendas/supermercados/grandes almacenes.
    Cosas como la carne o el pescado… siempre en tiendas de barrio.
    Seguro que conoces las carnicerías Vianda. Hay varias por Toledo. No es por hacer publicidad, es por hacer una sincera recomendación de amigo.

  2. Eres el responsable de lo que te metes en el cuerpo y si compras carne en el DIA es por que no lo respetas. Prefieres ahorrarte dos duros a comprar buena carne. Esperar que un producto fresco de esa tienda sea buena es como creer que en un chino vas a comprar la fruta de buena calidad o que vayas a estar cómodo en un vuelo de Ryanair.

  3. Tienes toda la razón Carlos! De hecho, en Vianda de Santa Teresa he comprado siempre la carne, pero esta vez me pilló por Madrid y en una zona en la que las opciones son este supermercado anónimo (LOL) y Carrefour. Las tiendas de barrio aquí se han venido un poco arriba con los precios aunque visto lo visto, es lo más aconsejable…!

  4. Jorge , no puedo estar más de acuerdo contigo! Lo cierto es que entré en este supermercado porque me pillaba de paso, craso error! Por suerte, esa carne no llegó nunca a entrar en mi cuerpo! He aprendido la lección sin sufrir, algo que viendo el percal, fue una suerte!!!

    Por cierto, grafiquísimos tus dos ejemplos! Muy grandes!

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s