Te debo dos céntimos…

Es curioso, en menos de siete días he tenido el mismo problema en dos establecimientos, completamente distintos: Carrefour y Correos. A simple vista, tan sólo tienen en común la ‘C’ inicial, no obstante, si entramos en detalle, encontramos alguna que otra similitud. En este caso, la mala educación y arrogancia de sus empleados

Oficina de Correos

El primer incidente ocurrió en una de las filiales del gigante francés: Carrefour Express. Compré un sándwich y un refresco que me costaron 2,34 euros (no me diréis que salgo caro…). Le di a la cajera 2,35 euros y ella, sin inmutarse lo más mínimo, me dio el ticket y se despidió de mí…

Yo: ‘Perdona, ¿y el céntimo que falta?’
Cajera Impertérrita: ‘¿Cuánto me has dado?’
Yo: (Si te pido un céntimo, ¿cuánto crees…? ¿500 euros?) ‘Pues 2,35…’
Cajera Impertérrita: (Absoluto silencio + cara de desprecio + devolución de mi céntimo…) ‘Siguiente, por favor…’

Carreforur Express 2Así es, no sólo no se disculpó, sino que encima me perdonó la vida. Muy profesional, sin duda, pero teniendo en cuenta que ellos nunca perdonan los dos céntimos (mínimo) que te valen ahora las bolsas (como conté en un post anterior), creo que mi actitud es comprensible. La de ella, en absoluto, a menos que se apellide Carrefour, caso en el que dudaría que estuviese como cajera de su propia empresa.

No obstante, el segundo incidente fue aún más sangrante. Ocurrió en una una oficina de Correos de Madrid, en concreto la que está en Palos de la Frontera. Algo tan fácil como enviar un certificado, se convirtió, sin comerlo ni beberlo, en una odisea. Y todo por culpa de un capullo tipo maleducado. El envío costaba 3,55 euros, yo le di un billete de cinco y esto, aunque no lo creas, desencandenó el problema:

Tipo Maleducado: (Devolviéndome 1,43 céntimos…): ‘No tengo cambio, te debo dos céntimos…
Yo: (WTF!): ‘¿Disculpa?’
Tipo Maleducado: (Con voz de ofendido, tono amenazante y enseñándome la caja…) ‘¿No ves que no tengo cambio…? No te puedo dar los dos céntimos…’
Yo: ‘Pues hacemos una cosa, dame 1,50 euros y te debo yo a ti cinco céntimos…’
Tipo Maleducado: ‘(Visiblemente ofendido…) ‘ Sí hombres, ¿y cuándo me los devuelves?’
Yo: ‘Cuando pase por aquí otra vez…’
Tipo Maleducado: ‘Ah no, entonces no te dejo que envíes el sobre…’

Oficina CorreosA todo esto, y si has estado alguna vez en una oficina de Correos, deducirás que en cinco metros a la redonda, había como seis compañeros que le podían dar cambio (ni uno de ellos abrió la boca o intentó mediar, a pesar de que todos estaban pendientes de nosotros). No obstante, desconozco el tamaños de los huevos testículos de este caballero, pero no le permitían levantarse de su ‘trono’.

Tipo Maleducado: ‘Joder, son sólo dos céntimos…’
Yo: ‘No, son mis dos céntimos y los quiero con el resto de vueltas’
Tipo Maleducado: (Levantándose, por fin, y dirigiéndose a la trastienda de la sucursal…) ‘Espérate que voy a por cambio… que tienes más morro que Kunta Kinte
Yo: (Flipando como no puedes imaginar y viendo como volvía, tras 10 segundos, con los dos céntimos) ‘Si haces el favor, me das una hoja de reclamaciones y avisas al responsable de la oficina…’
Tipo Maleducado: (Con cara amenazante pero con algo de susto ya en sus ojos…) ‘Toma la hoja… Lo del responsable está más complicado, no está por aquí…’
Yo: (Silencio sepulcral y rellenando mi hoja…)
Tipo Maleducado: ‘Eeehhhh… Lo siento… Pero ya has visto que no tenía cambio…’
Yo: ‘Ya, pero en 10 segundos lo has conseguido. Además, lo de si tengo o dejo de tener morro, te ha sobrado…’
Tipo Maleducado: ‘Ya pero tú…’
Yo: ‘Yo nada. En ningún momento te he faltado al respeto, te he alzado la voz o te he insultado. Tan sólo te he reclamado lo que es mío, los dos céntimos…’
Tipo Maleducado: ‘Pues lo siento mucho, no era mi intención…’
Yo: (Tras analizar la utilidad de la Hoja de Reclamaciones y rompiéndola…) ‘Toma, tira esto, por favor… Que pases buena tarde

TuitLo que me llevó a romper la Hoja de Reclamaciones no fue la disculpa del empleado, sino Twitter. Pensé que mi queja tendría más eco por la vía 2.0, abierta a cualquiera, que por un trámite interno que vete a saber donde hubiera terminado.

Dicho y hecho, ocho minutos después de mi tuit, Correos me contestó (como puedes ver en la foto). No sé si realmente habrán puesto en contacto con la sucursal, pero deberían, pues a mi modo de ver, la atención fue más que deficiente.

Tuit 2Por otro lado, la exposición de mi problema en Twitter, tuvo una derivación inesperada. Y es que, a pesar de que el asunto ni le iba ni le venía, un defensor de los pleitos pobres, y familiar de cartero, supongo, quiso ‘desearme una buena tarde‘. Dos tuits explicativos bastaron para hacerle ver que se equivocaba y cerrar esta pequeña disputa como se cierra todo en Twitter: con un Retweet.

Enlaces relacionados:
III Tapas Party ‘Ciudad de Toledo’
De Tetris sexuales, baños concurridos y posturas imposibles....
Cliente y razón no siempre van de la mano…
De pelos rizados, restaurantes y sinvergüenzas…
No hay huevos… de gallina…
De barras libres, dedos de vodka y dientes rotos…
De periodista, nada; de cura, algo sale…

Ronda Musical…

Trasteando por uno de los blogs del momento, ‘Yo fui a EGB‘, me topé con un post que recogía varias canciones míticas de los 80. De todas ellas, ésta de ‘Bananarama‘ es la que no me he podido quitar de la cabeza… Pegadiza no, lo siguiente. Avisad@ estás… Por cierto, siguen en activo desde su fundación en 1979…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

108 pensamientos en “Te debo dos céntimos…

  1. La educacion, es lo primero que se ha perdido en esta criiiiiisis….
    Tu actitud, para mi, totalmente correcta.
    Un beso.

  2. Mala Mujer, no creo que la educación se haya perdido en esta crisis, se tiene o no se tiene y eso será así toda la vida, con o sin dinero!

    Anónimo, jejeje, no es que sea terco o contumaz sino que, como a cualquier hijo de vecino, no me gusta que se rían de mí! Viendo que las grandes corporaciones (incluyo al Estado en este saco), van a sacarte hasta el último céntimo, que al menos no se me quede cara de tonto!

  3. en este país ya va siendo hora de que empecemos a quejarnos y de que empecemos a plantar cara a todos los abusos, collons !

  4. Pese a que te doy toda la razón en cuanto a que lo que es tuyo es tuyo, ya sea un céntimo o dos, me parece un poco excesiva tu actitud, la mayoría de personas perdona esos pequeños detalles y no reclama la calderilla, por que al fin y al cabo no te va a sacar de pobre.
    Digamos que es lo políticamente correcto, por que sino quedas como un tacaño de cuidado.
    Yo como cajera de supermercado que soy, en ocasiones lo hago para no desperdiciar cambio, no para quedármelo para mi.
    Pero en fin, de todas maneras eso no justifica la actitud de los trabajadores contigo, ese hombre se merecía la reclamación, deberías habérsela puesto.

  5. Lo acabo de poner en Menéame. “Cuando las pesetas (ninguno de vosotros habíais nacido), me pasó lo mismo en una oficina de Correos de San Fernando (Cádiz). En mi caso la frase del funcionario sonriente fue “Te debo tres pesetas”. Yo le dije “No hombre, no. Deme entonces un sello de tres pesetas”. Y me dio 3 sellos de una peseta. Como por aquella época usaba mucho el correo postal, pues me vino bien. Supongo que hoy día no habría problemas en pedir sellos por la cantidad, en céntimos, que dicen deberte. ;)”

  6. Si bueno, correcto, legitimo y tal, pero moriras joven. Probablemente de ulcera o infarto. Eres lo que se llama un pejigueras tocapelotas (mas bien conocido como “niño chico”). ¿Tanto te suponen los dos centimos que montas la escena? Luego tendras centimos (y euros) tirados por el coche, por el sofa, debajo de la cama y ni los recogeras, pero el de correos que se joda que va a hacer lo que tu le digas.

    No seria la primera vez que una cajera me perdona a mi el centimo o los 5 centimos incluso. Solo hay que saber pedirlo y sonreir, y en muchos casos te los perdonaran.

    Eres de esa raza que cuando llega a jefe de algo exprime hasta el ultimo suspiro la jornada laboral sin excepcion.

    En conclusion: Vas a morir joven, sin acritud🙂

  7. Se me olvidaba: el señor de correos morira de viejo, tomandose la vida como se la toma. Lo que no quita que no le tenias que haber quitado la reclamacion!

  8. cada uno es como es…no se puede evitar. Algunos son votantes peperos ! más bajo no se puede caer.

  9. Visca Catalunya Independent ! así nos libraremos de esta gente maleducada.

  10. Es lo que tu dices, Mario: si se va con buenas maneras, no hay problema. Pero no parece que el tipo de correos estuviese especialmente conciliador, ¿no te parece? Básicamente, donde las dan las toman.

  11. Discrepo con quienes dicen que “dos céntimos no suponen nada”. Dos céntimos de un cliente, más dos céntimos de otro, más dos céntimos de otro… cuando te das cuenta se junta una cantidad importante. En mi trabajo siempre devuelvo los dos céntimos y muchos clientes los dejan de “propina”, más por molestia de llevar calderilla que por amabilidad. Hay días en los que me hago con 5 euros de propina.

    Pues eso: cada uno lo suyo y todos contentos.

  12. Jesús, te he visto en la portada de Menéame!! y por cierto, el comentario de Don Erre que Erre te lo puse yo

  13. No es cosa de educacion el tiene que dar la vuelta correctamente y si no tiene cambio que lo busque si no quiere mover el culo que los ponga de su bolsillo.
    Pasamos de ser clientes a idotas a los que jode atender ,que no tenga cambio es culpa de el por no estar atento a su caja y ir al trabajo de mala gana.
    Mi jefe en mi ultimo trabajo estab simpre atento a no quedarse sin cambio nunca y tenia un sobre con cambio para situaciones de emergencia que solo se tocava en ultimo caso y luego era repuesto imediatamente asi habia un hueco.

  14. vamos a ver, el que tu tengas problemas con una cajera de Carrefour o un funcionario de correos, no quiere decir que todas las cajeras y funcionarios sean unos capullos. Yo te puedo si te puedeo hablar de la amabilidad con la que me trataron en correos con respecto un problema que tenia cone ellos, que no viene al caso explicarlo, pero en el caso contrario ser testigo de gente maleduca protestando de cosas improtestables en esa misma oficina, y lo l mismo digo con cajeras de carrefour. Si la cajera no te devulelve el centimo, pides hablar con su jefe y veras como te atiende con toda la amabilidad del mundo, ya que ella ha cometido un fallo grave en la vuelta de un pago. Pero por que leo por tu parte, es que tu eres tambien mas chulo que un ocho, que percibo, que no digo que sea la realidad, que buscas el enfrentamiento. Una cosa mas….Nunca en ninguna gran superficie me han dejado de devolver el minimo centimo que me correspondiera por cambio.

  15. No tiene nada que ver ni Carrefur ni Correos. En todos lados puede haber cajeras con dos cajones. Un céntimo vale para poco, pero menos vale un voto al Mari Ano.

  16. Mario, 2 céntimos nos son nada para nadie. Pero ese no es el trasfondo del tema. Se trata de una falta de servicio por no tener ganas de trabajar, de tener tus montones de cambio preparado. Se trata de una falta de interés en el trabajo. Y además, cuando tiene que nover su culo (con perdón) se permite hablar mal. Conclusión: No son los céntimos, es el trato y estoy totalmente de acuerdo con como se sucedieron las cosas.

  17. Tienes toda la razón… excepto en criticar a trabajadores.

    En toda empresa, y máxime si hablamos de las que hablamos con el tamaño que tienen, de que los trabajadores hagan cosas por su cuenta, olvídate, y menos de cara al público. Se llama política de empresa, y lo que pasa es que tienen instrucciones de racanear céntimos y punto final. Un millón de céntimos son 10.000 €. Tal cual.

    Luego el estilo personal efectivamente es de cada uno. Pero la política de empresa nunca la lleva un empleado. Eso jamás.

    Dicho sea de paso, yo en cierta ocasión en El Corte Inglés fui a cambiar un artículo (porque estaba defectuoso), el empleado me dijo que esperase y yo, habiendo entendido mal, le seguí, sin que él se percatara. Se fue a hablar directamente con un superior y delante de él (y yo a 2 m de sus espaldas sin él percartarse) habló de mí como “está ahí un gilipollas que viene a cambiar estas mierdas que salen todas mal…”

  18. Aunque no lo creas Mario, lo que me llevó a reclamar los dos céntimos en Correos fue la chulería del trabajador. Al contrario de lo que pueda parecer, soy un tío muy tranquilo y, ni mucho menos monté una escena. Al contrario, fui muy respetuoso con el señor que me atendió y, de hecho, en cuanto se disculpó, rompí la reclamación.

    El problema es que, al menos en mi caso, no me han perdonado nunca los dos céntimos de la bolsa o el céntimo cuando la cuenta era 5,01, y he pagado religiosamente! Si me lo hubiera pedido de forma normal, no habría tenido problema en perdonárselo!

    Por cierto, cuando acumulo 45 céntimos en monedas de 1 y 2 = barra de pan gratis!!!

  19. Pues no he leído todo el artículo, pero lo que he leído me ha bastado para pensar que mereces ser vareado por el tío de la vara.

  20. En ningún momento he generalizado la mala atención de los funcionarios o las cajeras, al contrario, he personalizado la historia en estos dos en concreto. Igual que hay capullos en todos lados, también hay buena gente, por lo que espero que nadie se dé por aludido, pues no era la intención!

    Por cierto, lo de ‘tienes más morro que Kunta Kinte’, a pesar de ser muy vintage, reconozco que tiene su gracia!!!

  21. Yo cuando me pasan esas cosas me tiro un buen CUESCO sonoro de los que dejan rastro, me arrasco la webada a dos manos, y me doy media vuelta hacia la puerta gritando, QUE TE DEN POR CULO, HIJOPUTA!!!!!

    No es lo más educado, pero impone respeto.

  22. En realidad, lo que haya de más en la caja al hacer caja se lo queda la cajera (se consideran sus propinas). Del mismo modo, si hay menos se le descuenta de la nómina. O al menos así era en un Dia en el que trabajó varios años una amiga mía.

    Así que no tenía por que apellidarse Señorita Carrefour😛

  23. Jesus, veo que has colaborado en medios de la derechona. ¿ no serás un pepero enchufado ?

  24. A mi me ha pasado en ocasiones, y siempre he reclamado los céntimos (no por ellos en sí, sino por el morro de los empleados). Otra cosa curiosa que me pasó fue en el aeropuerto de Santo Domingo. Quería gastar el dinero que me quedaba y además tenía hambre, asi que fui a Burger King, y lo mismo, me sobraban 2 pesos (o algo así) y la dependienta no me los dió:

    -Perdona, ¿mis 2 pesos?
    -Son 2 pesos… no tengo cambio ahora mismo.
    -Vale, espero entonces a que tengas (total, el vuelo se retrasó 7 horas…)
    [a los 10 minutos]
    -Perdona, ¿mis 2 pesos?
    -Sigo sin tener. Toma, 1 peso.
    -Quedate el otro, anda…

    La chica siempre fue amable, e incluso divertida al respecto. Supuse que quería “hacer caja” y quedárselos ella, y por mi eso estaba bien, pero quería quedarme al menos uno de recuerdo. Y así lo hice😀

  25. Romper la hoja de reclamaciones es tu única disculpa, porque tocar los cojones a una pobre cajera que está allí aguantándo por 800 pavos, o a un funcionario de correos al que le han quitado la extra (entre otras cosas) por dos céntimos es de muy mala baba

    Saludos

  26. Juan, que a ti te quiten la extra y tu le quites 2 céntimos a un consumidor no es la solución. Y desde luego, si se comporta así, cobrando 800 (que ya los cobraran muchos), su despido estaría totalmente justificado.

  27. Me gustaría verle la cara que se lo puso cuando le pediste la hoja de reclamaciones, a mi no se me habría ocurrido tirar la hoja de reclamaciones para publicarlo en twitter, yo se la habría liado en su puesto de trabajo. Pero lo reconozco, ha sido buena y ha repercutido bastante bien.

    Una pregunta: ¿Pusiste su nombre en twitter? Porque merece que le repercuta a el, no solamente en las redes sociales.

    Un saludo.

  28. Puse la sucursal que era porque su nombre no lo sabía y preferí las Redes Sociales porque la Hoja de Reclamaciones podría haber acabado en la basura! En cuanto a su cara, no creas que le cambió cuando se la pedí, lo hizo cuando vio que la estaba rellenando!

  29. Yo trabajo en correos (a veces en atención al cliente) y es evidente que ese compañero o bien tenía un mal día (que es lo más probable) y lo pago contigo o bien va a durar muy poco en at.cliente (cosa muy lógica si es su comportamiento normal). Yo jamás he visto a un sr de oficina comportarse a tí y te aseguro que le llamaría la atención. Saludos!

  30. Muchas gracias por tu post, la verdad es que a mí también me indigna este tipo de trato, que personalmente me lo he encontrado en todo tipo de empresas y administraciones. Discrepo de las justificaciones del tipo “el empleado tendría un mal día”, puesto que la mayoría de las veces lo que pasa es que el empleado es maleducado o borde a propósito y se cree que te está haciendo un favor al hacerte una gestión. Hiciste bien en pedir la hoja de reclamaciones, ojalá todo el mundo hiciese lo mismo en estos casos

  31. No es cuestión de cuantos céntimos, es cuestión de respeto. El problema esta en que se “crean con derecho” por que solo son dos céntimos, y te hagan sentir mal por haberlos pedido. Creo que esta bien mostrar que eso no encaja con nuestro estándar de respeto.

    Soy Catalán y independentista, pero no comparto lo que dice George de Bastrinach… gente mal educada la hay en todos lados, incluyendo los que generalizan o aprovechan cualquier oportunidad para insinuar que los maleducados los de su imaginario “otro bando”

  32. Mensaje para el autor del artículo respecto a su último comentario: las hojas de reclamaciones tienen dos calcos (en total son tres hojas). Una se la queda el establecimiento (y como si quiere tirarla a la basura, tanto da), otra es para ti y la tercera es la que tú tienes que entregar en la oficina del consumidor de tu zona, para asegurarte de que la reclamación está hecha. Ya de paso sigo aconsejando al resto de lectores. Si en un establecimiento se niegan a darte una hoja de reclamaciones (que no te engañen dándote un folio con un encabezado de la empresa, porque eso no es una hoja de reclamaciones y a veces lo hacen) lo que hay que hacer es llamar a la policía local para que personen en el local y tomen acta. La sanción que le cae a un comercio que no tiene o se niega a dar una hoja de reclamaciones es de las gordas.

  33. Mucha razón, si señor!!! Has hecho bien, que coño!! Ya no solo por el dinero, sino por la falta de respeto y educación!!! A mi también me la han jugado un par de veces en correos por la mala educación que tienen algunos de sus empleados, y he puesto varias quejas sin conseguir nada.

  34. Un trabajador no es un esclavo… No digo que le hayas tratado como tal, sino que hoy en día, ser trabajador es sinonimo de esclavo.

    Durante los 10 años del boom, las casas se cuatriplicaron de precio y los sueldos no. Ahora los sueldos menguan y las condiciones empeoran. Por otro lado, las empresas prefieren tener trabajadores mal pagados y sin preocuparse por formarles.

    Me atrevería a pensar que tu queja ha sido ignorada, que les va a dar mas trabajo cambiar un malhumorado por otro que dejarlo en su sitio.

    Un cordial saludo, enhorabuena por el blog

  35. laultimaronda, en las hojas de reclamaciones “oficiales” hay que rellenar tres copias (con papel de calco). Una es para ti, otra para la tienda, y otra para enviar (tu) a la administración, asi que no acaba en la basura. En teoría les meten un puro, poner la hoja es algo bueno yo creo. Además si en algun sitio te dicen que no tienen, o te dan una oficial y no te quieren dar la buena, puedes llamar a la policía y les ponen un puro en el acto. (lo mas seguro es que cuando te vean llamar las encuentren mágicamente)

  36. El tipo me dio una hoja de reclamaciones fotocopiada, ni tres copias ni nada, otro de los motivos por los que opté por la vía 2.0!

  37. Me ha parecido perfecto. Dos céntimos es dinero. Además, si son mios, soy yo quien tiene derecho a decidir si quiero regalarlos o no. Hoy ha venido un repartidor de nacex a traerme un paquete. Y se ve que se había pasado por la mañana y que me habái dejado un aviso porque yo no estaba. Y sí que estaba. Así que he llamado para avisar de que sí que estoy, y que si llaman al timbre podrían comprobarlo. La chica que me ha atendido ha sido muy amable y me ha dicho que seguramente apretaría mal el botón del timbre…No sé, puede ser, así que le he dicho que no importa, y que únicamente solicitaba que me lo volviesen a traer. Ha venido por la tarde. Y cuando le he abierto directamente me ha dicho, con cara de pocos amigos y sin buenas tardes ni nada: ” he venido esta mañana y no estabas, me han dicho que has llamado para reclamar que viniera por la tarde”. Le he sonreido (porque así es como cuento hasta 10) y le he dicho que sí que estaba esta mañana, que no sabía lo que había podido pasar, pero que yo sí que estaba, y a la hora que él había puesto estaba justo en la habitación de al lado de la puerta. Me ha vuelto a repetir que él ha venido y yo no le he abierto… En fin, visto que no iba a llegar a nada, le he dicho que no importaba y que gracias por traerlo de nuevo. Le pago, sobraban 40 céntimos y le he dicho que no era necesario que me los devolviera (por las molestias de traerlo dos veces…soy así de tonta a veces) y ha dicho: “ah, vale”. Aun espero que me de las gracias…Así que pienso que todos tenemos derecho a reclamar nuestro céntimo, o dos céntimos, o medio céntimo. Igual si le hubiese pagado en plan “trueque” con una calabaza quizás le hubiese gustado más…

  38. Ha sido rastrero por tú parte hacerle creer al empleado de correros que le habías perdonado y luego ir a llorar por twitter. Y todo por 2 céntimos, que vale, su actitud fue incorrecta, pero tú tampoco has demostrado ser un santo precisamente…

  39. Recomiendo hablar de usted (no hacerlo en un comercio para mi es romper las formas, por mucho que esté pasado de moda) y evitar el horrible e incorrecto “perdona” (¿qué te tiene que perdonar nadie?), sino “disculpe”.

    En Correos, que aún es público, no se pueden poner RECLAMACIONES precisamente por ser público. Sí puedes presentar una QUEJA (como puedes hacerlo en cualquier oficina de la administración) sin ningún problema a través de su página web y doy fe de que funciona bien, pero no es lo mismo que una reclamación.

    Te voy a tutear yo en este caso: tienes razón en el fondo, pero en las formas también estás errado. No veo un solo “por favor” en tus mensajes.

  40. Me resulta sorprendente que haya tanta gente que apoye la actitud de estas dos personas. NUNCA se puede decir a un cliente, “te debo 2 céntimos” o “son sólo 2 céntimos”. Tu deber es tener y devolver el cambio y está en el cliente si quiere perdonártelos o no. En todo caso puedes decirle que en ese momento no tienes cambios y que espere un momento a que lo soluciones, en cuyo caso, mucha gente (entre las que me incluyo), perdonarán esa diferencia.

    Son solo 2 céntimos, pero si en lugar de 2 fuesen 2 euros ¿qué pasaría? ¿No te dejaría enviar el paquete por no tener cambio? ¿Te obligaría a ir a otro establecimiento a pedir cambio? No tiene ningún sentido.

    Por cierto, cuando la cantidad a pagar no es exacta, es muy fácil hacer las cuentas y preguntar si tiene X céntimos en lugar de aceptar el billete y darle el cambio. Mucha gente paga con billetes por no hacer los cálculos y al final es fácil quedarse sin cambio en la caja.

  41. En ningún momento digo que perdone al trabajador, al contrario, recalco que tiro la Hoja de Reclamaciones porque Twitter me inspira más confianza como método para hacer llegar mi queja a quien corresponda, y así fue!

    No creo que poner una queja en Twitter sea llorar, ni tampoco he dicho que sea un santo! Soy un consumidor que se ha quejado por una situación intolerable, nada más y nada menos!

  42. Te puedo asegurar Roberto que fui de lo más educado con el empleado, de hecho, si buscas el momento en que le pido la hoja de reclamaciones, le digo: ‘Si haces el favor’.

  43. Todo el mundo puede adornar una historia de la forma que quiere, eso debería tenerlo presente todo el que lee cualquier cosa, habría que haber estado allí para ver lo que de verdad hubo y se dijo (creer lo que cuenta un “random” en internet porque es lo que muchos quieren oir… ¡jé!), pero eso es otro tema. Y sí, es llorar, sino te gusta la expresión pues nada.

    Un saludo y quizá sea el karma por lo que te tocan bordes, si de verdad todo eso te ha pasado claro, pero vamos

  44. Jesús, tu blog me parece muy interesante. Me gustaría conocer tus opiniones sobre los seis millones de parados, y las expectativas laborales de los periodistas jóvenes y de los desempleados en general en este país nuestro, Españistán. Que la cosa está muy chunga !

  45. Pues yo te apoyo, la gente se cree que es el trabajor el que hace un favor al cliente cuando es al reves. Yo cuando no me gusta como me atienden en algun lugar no vuelvo a no ser que sea inevitable o hayan despedido al gran trabajador. Y de hecho suelo intentar hablar con algun superior para comentarles la actitud de sus subordinados.
    Y si la gente apoya a estos 2 trabajadores estan en su derecho, pero al final el que manda es el jefe y si yo me quejo al jefe el que sale perdiendo es el trabajador y los que apoyan estan actitudes🙂

  46. Yo no gano nada engañando a quien lea el blog! Igual que en otros posts cuento mis miserias, en este cuento lo que ocurrió. Obviamente, cada cual que se crea lo que quiera!

    En cuanto al karma, para nada me parece que esté contra mí! No todo el mundo va a estar de acuerdo con lo que lee, por eso están habilitados los comentarios para todos! Sólo espero que la siguiente historia o las anteriores te gusten más!

  47. Me interesa saber las verdades y mentiras políticas de este país. El tema de la corrupción política, los desahucios, la reforma laboral, el paro…..y la puñetera crisis. Me pido una última ronda sobre política económica.

  48. Vamos a hacer el favor de leer bien antes de criticar. Que la crítica constructiva es buena pero la que se hace destructivamente y dejando claro que no se ha leído bien el blog no tiene nada de positiva:

    A) En ningún momento acusas en línea general a los dependientes. Sólo este caso en concreto con estos 2. Hay dependientes y clientes desagradables, en ambos lados. Defender con este argumento es poner fuego donde no hace falta.
    B) Se trata de un tema de fondo y no de forma. No se trata de los 2 céntimos. Se trata de la falta de ganas de trabajar y el mal trato al cliente.
    C) Por lo escrito no se comporta mal ni habla mal al trabajador.

    Si hacemos un esfuerzo por leer bien primero y por argumentar bien las cosas (aunque sea para exponer el desacuerdo) demostraremos ser un poco más maduros y respetuosos.

  49. Muchas gracias Nexill! De verdad que yo no podría haberlo dicho mejor. No sólo suscribo cada una de tus palabras, sino que te contrataría como mi defensa en un juicio!

  50. Lo mismo me paso en el super, concretamente en el Dia, me tenia q devolver un centimo y no me lo devolvieron, se lo reclame y me dijo q jo tenia cambio y siguio con el siguiente cliente. No tuve ganas de entrar en una disputa.

  51. Y luego si tu no tienes para darle los 2 centimos…te ponen la cara y te dicen es que si no tienes …..
    Son unos put.. sinvergüenzas. Y al otro que te respondio, patetico, por no decir otra cosa. A partir de ahora voy a seguir tu ejemplo tio jaja eres un fenomeno; hay que defender lo nuestro con uñas y dientes.

  52. pues mira no se a lo que te dedicas pero en tu profesion hay gente buena, regular, y mala,
    pero tu mete en el saco a todos…

  53. Pingback: Anónimo

  54. Te apoyo, el servicio de atención al cliente de los funcionarios es patético en muchos sitios. La del Carrefour… en otros países desarrollados, estaría en la calle.

  55. Francamente eres un tocapelotas con tiempo libre para joder al que se te ponga por delante y encima obtener notoriedad. Háztelo mirar. Menudo pedazo de capullo que estas hecho. No por los céntimos que son tuyos, sino por joderle el día al cajero/a de turno que esta puteado, con un sueldo de mierda y que tiene que aguantar a un gilipollas como tu. La hoja de reclamaciones vale mas que tus dos céntimos de mierda, que ya te la podías haber metido por el culo en vez de romperla. Por mierdas como tu, un pobre cajero, puteado y con una mierda de sueldo, seguramente lo pongan en el disparadero para despedirlo. Das asco tío. Por cierto so imbécil, los descuadres de caja lo suelen pagar los empleados, no creo que con tus dos céntimos de mierda, en una posible equivocación le sirviesen de mucho….

  56. Darz Maul. Ejemplo claro de troll viral que sólo busca la polémica, insultos y violencia. En fin. Ánimos al bloguero que ha decidido valientemente mantener todos los comentarios. ¿De verdad tan jodida es la vida de algunos que sólo pueden entrar y argumentar a base de descalificaciones?

  57. sin acritud…es para darle vidilla al post y que sea de los mas vistos en meneame.net…en realidad soy un troll de los buenos

  58. A ver, voy por partes:

    – Mikelis: La profesión de periodista está jodida no, lo siguiente. Una muestra la tienes en otro post que escribí hace meses y que te da una idea de cómo anda el gremio… https://laultimaronda.wordpress.com/2012/09/10/de-periodista-nada-de-cura-algo-sale/

    – Anónimo: Si reclamar mi dinero es ser extremista, soy un extremista de cuidado. Eso sí, lo que no hago en el post es meter a todos en el mismo saco. Como bien dices, hay gente de todo tipo en todos lados y a mí me tocaron estos dos, en estas circunstancias.

    – Darz Maul: Ni tengo tiempo libre, ni voy a joder, sólo iba a comprar la comida y me pasó lo que he contado. Tener un sueldo de mierda no es excusa para trabajar mal, al menos en mi caso y he tenido muchos sueldos vergonzosos. En cuanto a la notoriedad, créeme que esto no ha sido cosa mía, si la gente lee el post, será porque les interesa! Y, por último, se agradece tu ‘trolleo bueno’ pero no hace falta que insultes. Como puedes ver, no censuro a nadie y aquí todo el mundo opina, pero vamos a respetar!

    – Nexill: De nuevo suscribo una por una tus palabras! Muchas gracias

    – Al resto, mil gracias por comentar! Sé que todos habéis pasado por casos similares, pero no es bueno generalizar porque hay gente de todo tipo en todos los ámbitos y, por estadística, no siempre van a tocar los que atienden bien!!!

  59. JAJAAJJA Me descojono con el rió de texto que has provocado por 2 PUTOS céntimos.
    Tan bocas que eres, porque COÑOS no te sindicas en ELA y te vas a montar barullo a las empresas que hacen ERES, o despiden a diestro y siniestro, o porque no te vas a MADRID a TOCARLE LOS COJONES todos los días al coleguita BARCENAS, para ver si devuelve los más de 22 millones de Euros que nos ha robado a todos, imagina cuantas barras de pan puedes comprar con solo un millón de euros!!! jajajaja, pero nada nada, seguid hablando de los DOOOOOOOOSS PUTOS CÉNTIMOS.

  60. Yo también he tenido mala experiencia con Correos. En Málaga envié un paquete a Japón; primero me pasé para informarme simplemente del precio, a esto me contestó que unos siete euros, tomando las medidas y el peso de referencia. Unos días más tarde lo llevé finalmente, y me recibió otro trabajador, que me atendió además poco profesionalmente. Quedó en quince, con las mismas características…¿no deberían de ser más rigurosos?

    Al poco tiempo después recibí un balafón desde Sevilla, que encargué en una tienda en Córdoba…venía roto. No sé si será casualidad o qué, pero a veces me da la sensación de que algunos tienen poco interés por hacer las cosas bien, que tampoco les cuesta tanto joder…

  61. Hay la mala costumbre de dar siempre la razón al que se queja. En tu caso me pareces un tipo maleducado y bastante estúpido. ¿Por 1 céntimo? ¿Y por 2 céntimos?

    En serio, te veo yo en correos haciendo este paripé y pienso: “Vaya personaje” y más cuando te tiras un rato rellenado la hoja de reclamaciones y luego la tiras. Me parece que tu ves demasiado meneame, la repercusión de tu post solo ha servido para ver que estás un poco pallá. Con la hoja de reclamaciones en cambio le llaman la atención al tipo maleducado de correos (Que yo he puesto algunas y SE que funcionan).

    Puede que el tipo de correos no fuera el más educado del mundo pero chico, tú te crees un príncipe, un rey o algo con esa actitud tan béspota.

    En definitiva; Eres un gallito de corral que siempre vas buscando bronca, el típico maleducado que siempre da la bara. ¿Qué no ves que si él te da a ti 5 céntimos pierde dinero? Tú solo vas 1 vez cada 2 semanas a correos, él tendrá 200 clientes al día, si se tiene que poder a dar céntimos a cada tio que viene porque es igual de gilipollas que tú al día puede perder un par de euros.

    No sabes ponerte en el lugar de otros y eres un tio maleducado y déspota.

  62. Lo de la educación y la arrogancia de los empleados de Correos sobra,hay que pensar un poquito mas lo que se escribe…trabajo en una oficina de Correos y jamas he dejado un centimo a deber, y considero que mi trato con los clientes es exquisito. Como en todas las profesiones, hay gente mejor y peor.Generalizar en esto demuestra la poca o nula capacidad de reflexión. ..

  63. Pues mira, me gustaría sorprenderme pero no me pasa. Pero claro, es que yo tengo que trabajar muchas veces con Correos y sucesos igual de alarmantes tengo para contar.

    Como el hecho de que sean capaces de afirmar que si no pagas un seguro, si se pierde el paquete no te indemnizarán. ¿Qué si se pierde el paquete? Leches, pero si su único trabajo consiste precisamente en eso, en que un paquete no se pierda. Y que ya pago para que llegue a su destino y no se pierda. ¿O por qué pago entonces?

  64. Ley 30/92 de regimen juridico de las administraciones publicas:

    Articulo 35, Derechos de los ciudadanos:
    .
    I) A ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones.

    O sea que si son funcionarios estan incumpliendo una ley, nada de que es un maleducado ni cosas por el estilo.

  65. – Elhector: Ni soy un déspota ni me creo un príncipe, simplemente reclamé lo que era mío, sobre todo por la actitud chulesca del trabajador. Si me hubiera dicho, de forma natural que no le quedaba cambio, te aseguro que no hubiera existido problema alguno. Por cierto, que la hoja de reclamaciones que me dio era un folio fotocopiado, sin copia para mí ni nada, por lo que ésta hubiera ido a la basura, rellena o no.

    – José Luis: Lo de la educación y la arrogancia de los empleados de Correos sobrará a quien lo haya dicho, porque yo en ningún momento he demonizado ni generalizado sobre todos sus trabajadores. De hecho, considero que el post personaliza bastante en la figura del trabajador que me atendió. Es más, en uno de mis comentarios ya advertía que era la primera vez que tenía un problema en Correos.

    – Raúl: Desconocía dicho artículo pero no creo que fuera necesario recurrir a él para atender de buenas maneras a los ciudadanos, tengas un cliente al día, tengas un millón. No obstante, bueno es saber de la existencia del artículo 35!!!

  66. Has hecho lo que había que hacer, si señor. Ahora que yo a la cajera de Carrefour no le perdono el céntimo. Me tengo quedado plantado en la caja hasta que me lo han dado (y en Eroski igual). Un céntimo de aquí y otro de allí, y dos de este y al final de año entre todos los establecimientos hacen un buen saco… y además qué leches, es tuyo!

  67. ¡A putear a la cajera del Carrefour!
    ¡A putear a la cajera del Eroski!
    ¡A putear al de Correos!

    En vez de defender que sean trabajadore con un sueldo digno, un sueldo que les permita formar una familia, comprar una vivienda habitual, os cebais con ellos porque os sisean un centimo.

    Un día de estos os tocará trabajar y aguantar a una empresa, a un jefe, y a clientes pordioseros.

    Y como dijo el Pastor Niemoller: “un dia vinieron a por mi y nadie protesto”.

    Mientras protestais por el siseo de unos centimos, en Madrid llevan 15 años robando vuestro futuro y seguro que la mitad estais viendo intereconomia criticando al 15M.

    Estos centimos os van a salir caros.

  68. Yo me gasto 90 euros en un super… y luego me piden 2 céntimos por una bolsa… apelando a la ecología… cuando las bolsas son lo que más se reutiliza, ya que sirven para tirar la basura… y si no tienes que comprar bolsas especiales para la basura… que son igual de inecologicas…

    Lo de la hoja de reclamaciones deberíamos usarlo más.

    Un abrazo…

  69. Hombre come hombre.

    Luego os quejareis de la corropción, pero actuais como si vuestro enemigo son los trabajadores.

    ¿Acaso sois diferentes? ¿Son psicopatas los que sisiean centimos?

    Os cebais con los trabajadores y el día de mañana pondreís el grito en el cielo porque no hay trabajos dignos, ni para vosotros ni para vuestros hijos. Mirareis atras y recordareís una época donde vuestros padres os mandaron a la universidad, viajaban y tenian una casa en la playa…

    ¡Que malos son los trabajadores que se ponen en huelga!

    ¡Los derechos de los consumidores son MAS importantes que los de los trabajadores!

    ¿NO?

    Sin trabajadores no hay consumidores.

    Tampoco me sorprendería que quienes aquí poneis el grito por un par de centimos, seais justo los que estais puteados en el trabajo y haceis lo mismo, soltar un poco de vuestra frustación con el debil, el cliente, que para la empresa son como los trabajadores… “hay muchos”

  70. Quería exponerte mi caso, por plantear la situación del trabajador.
    Yo actualmente tengo un trabajito de repartidora, es decir, llevo las compras a las casas de los clientes y ellos me pagan lo correspondiente. Como pasa con casi todos los precios, en general tengo que devolver unos pocos céntimos, lo más normal entre uno y cinco, e intento siempre acordarme de devolvérselos al cliente. La graaan mayoría de las veces me dicen que me quede con el cambio, y eso hace que alguna vez – una entre muchas – se me olvide devolver esos pocos céntimos.
    No quiero decir con esto que sea culpa del consumidor, para nada. Tan sólo que como humanos que somos cometemos pequeños errores, en este caso olvidos de este tipo. No quiero para nada excusar la mala educación de la gente; de hecho, cuando me doy cuenta de que no hecho como mínimo el ademán de devolver esos céntimos me siento fatal y culpable.
    Así que por favor, no sé cómo será el resto de la gente, pero no siempre es una cuestión de avaricia o vagancia… la mayoría de las veces es un pequeño olvido que se soluciona recordando al trabajador el cambio que tiene que dar. Al menos yo no tendría nada por lo que molestarme.

  71. Que triste eres.
    Yo si hubiera visto esa escena en correos hubiera pensado que eres un jilipoyas tocacojones.

  72. Pingback: Menéame: Te debo dos céntimos…#tanciertocomounmiau « Apptualizador Gato Cohen

  73. Hoy ha venido un gilipollas a recoger un telegrama avisado a la oficina y el tío me dice que el acuse y el aviso lo firmaban antes los carteros, y yo le he dicho que un funcionario no puede firmar por el cliente. El muy vago me ha salido conque si yo no sé escribir o qué.
    Así que, si vienes tú detrás a tocar los cojones por dos céntimos me voy a por el cambio y te hago esperar 10 minutos
    hasta que los que tienes detrás de ti te coman vivo por tocapelotas. Porque la cola en las oficinas es descomunal y encima si te levantas se creen que te estás paseando y ya cuando les toca no dan ni los buenos días, ni te dicen una palabra y me tengo que imaginar qué quiere, además de olerles el aliento…

  74. Butiblogg si tú me dices que estás sin cambio, que si me importa que me me deje a deber 2 céntimos, no hay problema! Si me sueltas una chulería, me amenazas con no mandar mi sobre y me insultas, podrás hacerme esperar, pero no llevarás razón!

    Y no son dos céntimos, son mis dos céntimos!

    Por cierto, creo que viendo al cliente del telegrama, puedes ver dos cosas: que capullos hay tanto detrás como delante del mostrador; y que hay dos formas bien diferenciadas de reclamar!

  75. butiblogg lo que dices en el primer párrafo amen, toda la razón del mundo. Pero eso no quita a que el próximo cliente tenga razón en pedir su cambio al igual que tú la tienes con tu caso. No paguemos con los demás el enfado con otro cliente. Además, si lo haces, demuestras falta de profesionalidad. Da igual en qué trabajemos, estemos o no puteados por nuestras empresas. Eso es una excusa. Si tienes a mano el cambio y te sabes organizar tu puesto de trabajo y sobre todo QUIERES trabajar, ese tipo de incidentes no ocurre y si ocurre te cuesta 3 segundos hacerte de nuevo con cambio.
    He conocido a mucha gente que hace mal su trabajo como respuesta a unas condiciones no deseadas. Pues no. Contra las condiciones se lucha contra la empresa y no jodiendo a un cliente que nada tiene que ver, que no te está hablando mal (caso de este artículo) y sobre todo que te está pidiendo algo totalmente justo. Os quedáis en el detalle de los 2 céntimos y parece que vuestra mente no da para más.

  76. Mario veo que no tienes ni idea de que va la película, no se trata de 1 ct SE TRATA DE DERECHOS.
    Tu moriras de rodillas.

  77. Creo que el tema a derivado por otros derroteros distintos para lo que fue puesto. Cada uno es dueño de su dinero, hasta el último céntimo, que su tiempo y trabajo le habrá costado. Cada uno en su puesto debe de saber sus deberes, obligaciones y derechos. Los dos céntimos tienen un dueño y él es el que decide que hacer con ellos, como si se los quiere dar algun mendigo que se halle a la puerta del establecimiento, que seguro que no cobra ni un sueldo mîsero. Por tanto hay que dejar de hscer descalificaciones y que cada uno cumpla con lo suyo.

  78. MUY BIEN
    si fuese una practica habitual de todos nosotros, y en diferentes temas de LA VIDA COTIDIANA tendriamos una mejor DEMOCRACIA

  79. ¿Realmente piensan que sus derechos enstán en una moneda de 2centimos?

    Sus derechos están en su educación, y quien argumenta que el dinero es suyo y tiene “derecho” muestra su falta de educación y respeto.

    Laultimaronda, quizás he sido injusto contigo, pero has mezclado la bordería de uno con la tuya. Reconozco que hay que combatir el fuego con el fuego, y que en tu lugar, si no hubiera actuado como tu, hubiera tenido vergüenza de mi mismo. POR ELLO TE PIDO DISCULPAS.

    Pero tengamos bien claro que la situación está mal expuesta, que los derechos se defienden, se luchan, que ni te los regalan ni vienen en monedas de 2 centimos.

    Un cordial saludo, espero que aceptes mis disculpas y gracias por hacernos recapacitar a todos respecto a lo que es la educación, el trabajo, y donde están nuestros derechos.

  80. Disculpas aceptadas economistaingles, aunque tampoco eran necesarias. Entiendo que cada persona que entra en este blog, o cualquier otro, tiene una opinión y todo su derecho a expresarla,

    En este caso, yo he contado la situación tal y como fue. Si actué de forma equivocada o no, cada uno pensará lo que quiera, pero fue improvisada ante una situación sorpresiva y completamente inesperada. De hecho, por mucho que preveamos este tipo de circunstancias y nuestra supuesta forma de actuar, la realidad distará bastante de lo planeado.

    En lo que respecta a los derechos, cada uno tiene la capacidad y la libertad para defenderlos de la forma que estime oportuno. Al igual que las opiniones, creo que debemos respetar las decisiones que tome cada persona en este sentido!

  81. La semana pasada se han manifestado los maestros de Málaga porque uno fue agredido por un padre. Hay una falta de respeto tremenda en la sociedad, que estimo fruto del revanchismo post-franquista.

    Como cientifico, respeto el método cientifico, el consenso que surge del respeto. No respeto “todas las opiniones” porque no todas son respetuosas.

    Una vez mas, gracias por hacernos reflexionar y espero que valores la idea que nuestros derechos no están en los centimos, sino en el uso y defensa que hacemos de ellos.

  82. Yo entiendo su postura, no es por la cantidad, sino porque es algo suyo y él decidirá que hacer. En muchos sitios hacen eso, te dan el ticket y te dicen diréctamente “te debo un céntimo” sin mirarte siquiera a la cara. Y hay un establecimiento que me ocurre siempre, sacando cuentas creo que me tienen que dar ya sesenta céntimos, que eso es un bote de cocacola en mi trabajo

  83. Lo que no puedes hacer LadyDark es dejarnos con la miel en los labios… Creo que nos merecemos saber cuál es ese establecimiento que te ‘hurta’ de forma continuada…

  84. Pingback: Mi primera ‘Barra libre’: dinero a la basura… | La Última Ronda

  85. Pingback: ‘Hola desconocido, ¿me llevas a casa…?’ | La Última Ronda

  86. Pingback: ¿Para qué limpiar la casa si la venderé en unos años…? | La Última Ronda

  87. Pingback: Gayumbos sudados en la caja del Carrefour… | La Última Ronda

  88. Pingback: Sonámbulo se me queda corto… | La Última Ronda

  89. Pingback: Hasta siempre, formalidad… | La Última Ronda

  90. Pingback: Papá Noel llegará en verano… | La Última Ronda

  91. Pingback: El filete está podrido pero tú estás peor… | La Última Ronda

  92. Pingback: Gayumbos sudados en la caja del Carrefour… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s