Piercing de Hacendado

Este fin de semana, hablando con la novia de mi primo, me enteré que ahora ponen los piercings de la lengua con anestesia. También he sabido que están cobrando 30 euros por ello… ¡Alucino! Sobre todo cuando comparo ambas circunstancias con la mía propia… ¡Todo muy de Hacendado!

Lengua

Y es que estamos hablando del año 2000. No andaba sobrado de dinero y cuando me brindaron la opción de ponérmelo de forma ‘artesanal‘, no lo dudé. Pa’lante. Si me arranca la lengua, ya crecerá otra… ¿o eso no vuelve a crecer?

Dicho y hecho. Una fría tarde de noviembre, una casa de Fuenlabrada y un chaval con mechas rosas y azules en el pelo. El escenario no podía ser más almodovariano. No te digo nada, cuando Jorok (así se hacía llamar), aparece con la aguja y un hielo, preguntando si alguien tiene papel de cocina. Seamos serios, por 1.000 pesetas que me cobró, no le podía pedir ni profesionalidad ni material esterilizado. Conservar la lengua ya suponía un triunfo para mí.

hielo

Un minuto duró el experimento (era la primera vez que lo ponía en la lengua). Lo sorprendente es que ni me dolió, ni me molestó, ni me supuso amputación alguna. Algo muy valorable, teniendo en cuenta que él estaba más nervioso aún que yo.

Lo glorioso de decidir ponerme el piercing por aquella época, es que estaba trabajando de teleoperador. No quiero imaginar lo que pensaría la gente a la que le cogí el teléfono los siguientes días, con la lengua del tamaño de un niño de 4 años.

Moraleja: las marcas blancas molan, no sólo en los supermercados…

Enlaces relacionados:
Le abrieron la cabeza con la caja de un VHS…
Sonámbulo se me queda corto…
Nunca olvidaré mi primer coche… (ni al cabrón que me lo vendió)
15 céntimos por un pase el paraíso…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

Si quieres seguirme en Twitter – @JesusRedondoCon
Y si quieres ser mi amiguito en Facebook – La Última Ronda

4 pensamientos en “Piercing de Hacendado

  1. jajajaja oh my god! Qué valiente! O qué inconsciente jajaja uf…escalofríos me da

  2. A todo se acostumbra uno! No sé cómo será en el resto del cuerpo, pero yo no lo recuerdo como doloroso. Eso sí, como tuviera que ponérmelo ahora, es posible que no me acercara a menos de 100 metros de la aguja…!

  3. ¿Pero lo llevas aún puesto? Yo me puse uno hace 3 años (en un sitio profesional), me cambié la bolita a una transparente para que se notara menos pero trabajo de profe y un alumno me lo vio y me lo quité. Aún así, estuve 6 meses sin que se diera cuenta nadie.

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s