El filete está podrido pero tú estás peor…

Tener un problema en una tienda es algo que le puede pasar a cualquiera. Ir a solucionarlo y que encima se te pongan farrucos, es algo que te encabrona bastante más. Por desgracia, eso es exactamente lo que me ha pasado recientemente con una cadena de supermercados. Para no hacer mala publicidad, os diré que su nombre empieza por D, acaba en a y puede tener una i entre medias, pero no daré más pistas…

Sigue leyendo

Anuncios