Mi Primera Comunión… y la última

¿Quién no ha tenido un trauma infantil…? Una experiencia en la más tierna juventud que le ha marcado de por vida. Arañas, Freddy Krueger, Furbys, Galindo… Los desencadenantes de los mismos son innumerables y diferentes en cada caso ¿El mío? Un evento en el que en vez de darme la hostia el cura, me la dio mi propia familia: la Primera Comunión…

Pluma

Siempre he defendido y defenderé la habilidad de saber destacar entre los demás. Que se acuerden de ti entre un nutrido grupo de personas, y si puede ser por algo bueno, mejor que mejor. No obstante, hay ocasiones en las que es imposible y eso es lo que me pasó en la Comunión.

Mátame camiónMi premisa era sencilla: ‘quiero ir de marinero‘. No es que me encantara el traje en sí, pero es que ya me olía la tostada. Si te digo Lola. De un traje estándar, para una celebración sin sobresaltos, pasamos a la madre de todas las horteradas. A saber. Traje verde oliva, zapatos caquis, calcetines blancos, hombreras pajarita… Échale huevos. Había Caballeros del Zodiaco más elegantes que yo. Lo mejor es que si mirabas la camisa a contraluz, se veían florecitas escondidas. Aún sigo soñando que me persiguen las florecitas para darme una hostia… consagrada.

Lo que iba a ser un día de regalos y buen rollo, se convirtió en un día de regalos y mal rollo. Lo jodido es que no me di cuenta de lo terriblemente mal que iba, hasta que no vi las fotos. A lo mejor la hostia tenía demasiado vino, puede que el incienso me afectara, quién sabe. Aunque estoy casi seguro que fue la pluma estilográfica con mi nombre que me regalaron, la que me hizo perder la noción de la realidad. Creo que al día siguiente ya ni sabía dónde estaba. Vaya ganas de tirar el dinero.

Moraleja: No humilléis a vuestros hijos en actos sociales, tienen buena memoria y no todos se lo toman tan bien como yo. Y ahora te dejo que voy a quemar catálogos de Comuniones…

Enlaces relacionados:
Le abrieron la cabeza con la caja de un VHS…
Sonámbulo se me queda corto…
Nunca olvidaré mi primer coche… (ni al cabrón que me lo vendió)
15 céntimos por un pase el paraíso…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

Si quieres seguirme en Twitter – @JesusRedondoCon
Y si quieres ser mi amiguito en Facebook – La Última Ronda

4 pensamientos en “Mi Primera Comunión… y la última

  1. A mi edad estoy con estas tonterías y con millones más… No sé si me conoces, pero tengo tonterías para regalar y ésta es de las menores!

  2. jajajajjaja pobrecito…Poca gente creo que debe recordar el con mucho agrado el día de su comunión…

    En mi caso, imagina, le sacaba dos cabezas a todos, con sobrepeso…y mi madre no quiso comprarme un vestido “normal” porque decía que parecería una novia…… Me compró una chaqueta blanca y una falda de tablillas rosa….uf…en fin.

    Por suerte, lo celebramos en casa. Me quité los zapatos, me puse las zapatillas de deporte, y nos bajamos a jugar al fútbol. Faldita rosa incluida…

  3. Una historia que termina en partido de fútbol siempre termina bien! Eso sí, tu indumentaria de Comunión compite con la mía por la más hortera de la historia… Madre del amor hermoso, jajaja! Estilismos imposibles!

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s