Mi primera ‘Barra libre’: dinero a la basura…

Cuando cumples 18 años, se te pasan por la cabeza 100.000 cosas que hacer. Por suerte para la sociedad, la gran mayoría quedan en agua de borrajas. No obstante, una de las que se suele cumplir en el 99% de los casos, es la de beber alcohol de forma legal lo antes posible. Máxime si tu cumpleaños pilla cerca de Nochevieja, como es mi caso. ¿El riesgo que corres? Seguir mi ejemplo y que tu primera barra libre dure, exactamente, 32 minutos…

Barra libre

9 de diciembre de 1998, ése día me convertí en un adulto de forma oficial. Mi realidad mental decía algo distinto pero, por suerte, el DNI se había convertido en uno de mis mejores aliados para dar a entender lo contrario. De hecho, ese mismo día ya me fue de gran utilidad: compré mi entrada para la fiesta de Nochevieja que se celebraba en Oberón (Toledo), por 5.500 pesetas (33 euros). Las prisas estaban justificadas, pues al día siguiente el precio aumentaba 1.000 pesetas (6 euros), una fortuna para mí en esa época (bueno, y ahora…)

Media nocheBarra libre, gogós, cotillón, media noches, churros y chocolate, bebidas de primeras marcas (aunque por aquel entonces no había tanto garrafón) pero, sobre todo, chicas. Mi primera gran fiesta como mayor de edad se presentaba más que bien, a pesar de lo cual, yo la había idealizado hasta un extremo indescriptible (mucha culpa de ello la tuvieron la películas norteamericanas y mi carácter influenciable). Sea como fuere, los días previos a la gran fiesta, mi excitación fue máxima (sí, en todos los sentidos).

Obviamente, esta excitación desmesurada no era sólo cosa mía. Todos mis amigos estaban igual. Es más, alguien tuvo la idea (espectacular, bajo mi punto de vista) de que fuéramos en traje. Imagínate: ‘Adulto y con traje… pillo seguro…’ Bendita inocencia. Lo más cerca que estuve de mojar fue cuando me tiraron una copa encima…

Y llegó el gran día. Cena familiar, Ramón García, Campanadas y… Feliz Año Familia… Vuestro hijo se va a triunfar… Bendita inocencia.

Si el local abría a las 00:30 horas, estábamos en la puerta a las 00:31 horas! No podíamos desaprovechar ni un minuto de la mejor noche de nuestras vidas. Dicho y hecho, entramos a ‘Oberon’ como los protagonistas de ‘Armageddon‘, a cámara lenta, confiados y dispuestos a comernos el mundo. Bendita inocencia.

Cubatas...Obviamente, el garito estaba vacío, por lo que la idea de pedir tres copas a la vez, porque luego iba a ser imposible, no era del todo descabellada. Mi error fatal de aquella noche fue hacer mi propia interpretación de ese consejo:

Yo (Mentalmente…): ‘Si voy a pedir tres copas, y esta noche todo es gratis, puedo probar de todo…’

Como ya te he comentado, mi DNI y mi edad mental no señalaban en la misma dirección. Motivo por el cual, consideré una gran idea pedir un J&B con limón, un Pampero con Coca-Cola y un Malibú con piña. Con dos cojones. Sólo me faltó pedir un vaso de leche con galletas y un orujo de hierbas.

32 minutos. Exactamente 32 minutos fueron los que pasaron desde que entré por la puerta, hasta que vomité mis 5.500 pesetas. A partir de ese momento, estuve sentado toda la noche, viendo el deterioro paulatino de todos los presentes, desde la Pole Position. Eso sí, varios de mis amigos no tardaron mucho en unirse al club de los hechos polvo antes de empezar.

Balance de la noche: muy lejos de ser la mejor de mi vida. Aprendí que mezclar = caca perjudicial, y dicha lección me costó 12 euros por copa. Por desgracia, algún empresario también descubrió que, a pesar de cobrar copas a este precio, la gente seguirá yendo a tu local… Y ya han pasado 15 años desde entonces…

Enlaces relacionados:
III Tapas Party ‘Ciudad de Toledo’
De Tetris sexuales, baños concurridos y posturas imposibles…
Te debo dos céntimos…
Tuppersex, el sex-shop a domicilio…
De periodista, nada; de cura, algo sale…
¿Te chupo la sangre y luego nos enrollamos…?
Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa…?

Ronda Musical…

Que ‘Dookie‘ fue uno de los mejor álbumes de la década de los 90, es una realidad. Que me ha costado elegir un sólo tema de este discazo, también. Que ‘Green Day‘ han sido, son y seguirán siendo un referente del punk-rock, huelga decirlo. Y que esta canción te va dejar un regusto agridulce, es inevitable. Dulce, porque es un temazo; agrio, porque se lanzó en 1994 y ya han pasado 19 años…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

6 pensamientos en “Mi primera ‘Barra libre’: dinero a la basura…

  1. Estabas muy guapo con tus 18 años y el traje, pero lo que elgiste mal fué el “combinado”.
    Creo que pudo ser pero, ó mejor……… nunca se sabe. Una experiencia inolvidable y tema para los hijos…….
    Un beso.

  2. Nos creemos que maduramos de un día para otro, un plastico nos da derecho legal a ejecutar todo aquello que los viejunos hacen, pero la experiencia es un proceso muy muy largo y en algunos casos costoso, no solo economico sino por las veces que tropiezas.
    No obstante bendita inocencia!!!!

  3. Cuanta razón tenéis… Ni traje (aunque la mona se vista de sea…), ni DNI te hacen adulto! Son las hostias, o aprendizaje de la vida que lo llaman algunos, las que te van mostrando el camino. En este caso, el camino a los sillones de Oberon para pasar allí las primeras horas de 1999…

  4. Pingback: Ideas de bombero de un joven ‘pringao’ de pueblo… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s