De lentillas, fobias y mundos de color y fantasía…

La miopía y yo hemos sido pareja desde que cumplí la mayoría de edad. Durante estos años en los que he llevado gafas, me han preguntados cientos de veces por qué no me pongo lentillas. ¿La respuesta? Sencilla: no tengo huevos… ¿La réplica? Siempre la misma: eso es al principio, luego te acostumbras. Lo sé, pero la gente rara tenemos este tipo de fobias…

Una dura prueba para mí...

Todavía recuerdo la última vez que fui a una revisión y el oculista me dijo: ‘Tienes una vista sobresaliente‘. Normal, podía leer hasta el ‘Made in China‘ del panel de letras de la pared. Por aquél entonces tenía 17 años y ni la más remota idea de que mis ojos iban a empezar a desenfocar en breve. Un año después, llegó lo inevitable: estaba miope perdido.

Oculista: ¿Qué letra es ésta?
Yo: ¿Cuál letra?
Oculista: La del cartel…
Yo: ¿Qué cartel?
Oculista: El de la pared…
Yo: ¿Qué pared? ¿Quién es usted? ¿Dónde estoy? ¿Quién le envía…?

Sopa de letras...Obviamente, mi visita no fue tan dramática. De hecho, recuerdo que no tuve ningún problema o vergüenza por el hecho de llevar gafas. Es más, ese mismo fin de semana, salí con ellas, a ver si mi nuevo aspecto tenía algún efecto en las féminas de Toledo. Nada más lejos de la realidad. Me ignoraron, como siempre, reacción que tomé por el lado positivo, pues al menos no se habían metido con mi nueva imagen…

Como suele ser habitual, quien lleva gafas desde hace tiempo y usa lentillas, te sugiere que pruebes a usarlas. Comodidad y sencillez para una visión periférica total. Todo ventajas. Entonces, ¿por qué no las uso? Porque soy excesivamente aprensivo con mis ojos. De hecho, si no me he planteado operarme con láser, éste es uno de los motivos. El otro, por descontado, es el dinero, mejor dicho, la ausencia del mismo.

Volviendo a mis preciosos ojos, reconozco que es una fobia completamente superable (supongo que con el tratamiento adecuado, ya sabes, descargas y ésas cosas…), pero me pongo muy nervioso cuando algún objeto se acerca demasiado a mi zona ocular. Si es punzante, peor aún.

Mucho ojo...A pesar de todo, hace algunos años, reuní el valor suficiente para probar las lentillas. Me hablaron de un nuevo formato que podías llevar durante una semana entera, sin necesidad de quitártelas, así que me lancé a la piscina.

La experiencia no pudo empezar peor. Después de media hora de lucha infructuosa, y con la ayuda de la oculista, no había logrado ponerme si quiera una. El ojo se me cerraba de forma inconsciente, y colocarme una lentilla parecía misión imposible. Ante tal panorama, mi oculista se lo tomó como algo personal:

Yo: Déjalo, de verdad, ya lo intentaré yo en casa…
Oculista: (Visiblemente alterada…) Tú no te vas de aquí sin las lentillas puestas…

Tras más de una hora, finalmente consiguió meterme a la fuerza colocarme ambas lentillas, descubriéndome un nuevo mundo de color y fantasía. Durante los siguientes siete días fui la persona más feliz del mundo. Podía leer carteles más allá de cinco metros, distinguía a la gente en la calle… vamos, todo un lujo.

Pero, como todo lo bueno, mis lentillas tenían fecha de caducidad: una semana. Así que llegó el momento de quitármelas y, obviamente, no fue nada fácil. A pesar de todo, la aventura sólo se alargó durante 10 minutos. Todo un récord.

Desde esta experiencia, como digo, han pasado varios años. No han sido pocas las ocasiones en que me he planteado usar lentillas, a sabiendas que el ritual de colocación mejorará con el tiempo. A pesar de todo, no he terminado de decidirme, por lo que aquí sigo, con mis gafas de pasta puestas. Tampoco están tan mal…

Enlaces relacionados
De guarros, salas de máquinas y bayetas legendarias…
iPhone 5 y el ‘ansia viva’
De periodista, nada; de cura, algo sale…
15 céntimos por un pase al paraíso…
Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?

Ronda Musical…

Descubrí a ‘The Rapture‘ gracias a ‘Misfits‘, donde su tema ‘Echoes‘ abanderaba la cabecera de la serie. Intrigado por su singular sonido, mezcla de punk y dance, indagué un poco y descubrí, entre otras muchas canciones, temazos como éste…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s