¿Te chupo la sangre y luego nos enrollamos…?

¿Quien no ha vivido en sus propias carnes ese momento en el que se va de fiesta y una voz maternal resuena a sus espaldas con un prudente: ‘Ten cuidado por ahí…’? Pues no te imaginas cuánta sabiduría encierran estas cuatro palabras, en forma de advertencia, ante lo que puedes encontrar fuera de casa. Una advertencia que cobra otro sentido, si esa noche decides ir a un local de góticos… Agárrate que vienen curvas…

Un garito oscuro...

Corría el año 2002. Yo trabajaba en un céntrico restaurante de Madrid, por lo que muchos fines de semana salía con los compañeros/amigos, una vez terminábamos el turno. Y como el ser humano es un animal de costumbres, siempre íbamos a los mismos locales, cada uno por motivos diferentes (cercanía, ambiente, precios…)

Donde pone el ojo...En esta ocasión, sólo éramos cuatro, a cada cual más friki, así que nos fuimos a ‘Heaven’, en la zona de Callao. Nos encantaba. Precios razonables, bebida de calidad, películas serie B en la televisión, buena música y, sobre todo, gente de todo tipo y condición, cada cual a su rollo. En este local podías encontrar desde chicas con los colmillos afilados o lentillas de color verde fluorescente; hasta chicos vestidos al más puro estilo Drácula. Gente de bien…

En un momento dado, nos separamos por parejas, y yo me quedé en la barra con Iván, el guapo del grupo. Aspecto desaliñado e inocente, ojos verdes, 1.90 metros de estatura y una legión de mujeres… y hombres tras él (las ventajas de la bisexualidad). Obviamente, con esta carta de presentación, era habitual que en cada garito al que íbamos, recibiera múltiples propuestas sexuales. No obstante, y por la cara de miedo que puso, la que le hicieron esa noche no le interesó demasiado…

Belleza y terror en una sola mirada...Como ya he dicho, estábamos los dos en la barra, viendo ‘El vengador tóxico‘ en la televisión y charlando tranquilamente. De repente, vimos como una chica se dirigía directa hacia nosotros. Gótica de los pies a la cabeza, era guapísima, con un cuerpo de escándalo, pero sus lentillas blancas eran inquietantes, y acojonaban más a cada paso que daba en nuestra dirección.

Yo: ‘Ésta viene a por ti… quiere llevarte al lado oscuro…’
Iván: ‘Pufff… está buena, pero sabes que yo soy más de Románico…’
Yo: (Entre risas) ‘Oye, ¿qué lleva en la mano…?’
Gótica: (Dirigiéndose a Iván y mirándole el cuello…) ‘Hola, ¿te chupo un poco la sangre y luego nos enrollamos…?’ (Así, en frío… ¿cómo se te queda el cuerpo?)

En ese momento pudimos ver lo que llevaba en la mano: un recambio de maquinilla de afeitar de las de toda la vida (de doble hoja). Obviamente, los dos nos quedamos blancos. Por suerte, mi compañero de susto supo reaccionar a tiempo (supongo que la experiencia es un grado).

Iván: (Cogiéndome la mano) ‘Lo siento… estoy con él…’
Gótica (Si vas con una maquinilla en la mano, entiendo que lo de ser insistente es un mal menor…) ‘¿Qué pasa, no te van las tías…?’
Iván: ‘Para nada…’ (y menos las que se divierten rajándome el cuello, le faltó añadir…)

Genial para cuellos que posteriormente serán chupados...

Los siguientes 30 segundos los pasamos en silencio, con la mirada perdida, pero vigilando como la chica se alejaba. La primera frase que salió de nuestros labios, no recuerdo de cuáles, fue: ‘¿Nos vamos?‘. La respuesta a tal pregunta era obvia: ‘Estamos tardando…’.

Moraleja: Cuchillas, noche y góticas… ¡combinación peligrosa!

Enlaces relacionados
Pon una perturbada en tu vida (I) y (II)
Los bazares chinos… ¡qué gran negocio!
Mercadona: Perdone señora… ¿se está colando…?
No hay huevos… de gallina…
Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?

Ronda Musical…

Se puede decir que la carrera de ‘Ima Robot‘ no ha sido todo lo fructífera que desearían, tras su fundación en 2000. A pesar de todo, a mí me han ganado para la causa con este ‘Greenback Boogie‘. No sólo me parece un tema pegadizo y bailongo, sino que también es la cabecera de una de las series a la que estoy enganchado ‘Suits‘, de la que ya te hablé en otro post…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

12 pensamientos en “¿Te chupo la sangre y luego nos enrollamos…?

  1. Me he partido de risa, imaginandome vuestras caras.
    MUUUUUUUUUUUU fuerte !!!!!!!!!!!!!!!
    Un Beso.

  2. Pero salisteis del local cogidos de la mano? o culo con culo para vigilar los puntos muertos. Volvisteis al local? Todas y estas preguntas merecen cumplida contestación a ser posible gráfica y visual.

  3. La mano nos la soltamos en la barra y del local salimos con normalidad, eso sí, nos acordamos fuera de los otros dos acompañantes a los que llamamos por teléfono!

    Al local volvimos la semana siguiente! Como ya he dicho, nos encantaba y en el fondo, estábamos deseando volver a ver a la chica, algo que, para bueno o para malo, nunca ocurrió!

  4. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… | La Última Ronda

  5. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… (II) | La Última Ronda

  6. Pingback: De periodista, nada; de cura, algo sale… | La Última Ronda

  7. Pingback: De bingos, primas y Días de la Madre… | La Última Ronda

  8. Pingback: Mi primera ‘Barra libre’: dinero a la basura… | La Última Ronda

  9. Pingback: Entrevista de trabajo curiosa… | La Última Ronda

  10. Pingback: ‘Hola desconocido, ¿me llevas a casa…?’ | La Última Ronda

  11. Pingback: ¿Para qué limpiar la casa si la venderé en unos años…? | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s