De fútbol, churros y almanaques… (y II)

¿La explicación? Muy sencilla, pero tendrás que esperar a la segunda parte de este post para que te la cuente… y no, no fueron los churros… ni tampoco las porras…‘ Así terminaba el post anterior y, como verás, no te he hecho esperar mucho para conocer los motivos por los que el ‘Fútbol Samba‘ del equipo de fútbol de Camuñas no deslumbró al mundo entero…

El primer hándicap con el que nos encontrábamos, dejando de lado las infraestructuras, era el número de efectivos. Mientras los equipos de los municipios vecinos tenían que hacer hasta convocatorias, nosotros las pasábamos canutas para llegar a juntar 11 jugadores. Teniendo en cuenta que Camuñas rondaría los 1.500 habitantes por aquel entonces, se entiende esta circunstancia. A ello hay que sumar trabajo, lesiones y, como no, borracheras (elongaciones de codo, las llamábamos), que nos restaban efectivos cada jornada.

En estas condiciones, dibujar un esquema táctico era toda una aventura, así que el entrenador iba a lo práctico:

Míster: ‘Tú jugaste de delantero el otro día, ¿no?’
Jugador 1: ‘Sí, metí dos goles…’
Míster: ‘Pues hoy de defensa…’

Míster: ‘Tú cómo te ves hoy, ¿bien?’
Jugador 2: ‘Bueno, me duele un poco la cabeza… (pronto sabrás por qué…)’
Míster: ‘De delantero…’

Míster: ‘Tú también usas la pierna izquierda, ¿no?’
Jugador 3: ‘Sí, para apoyarme… ‘
Míster: ‘Lateral izquierdo…’

Infierno...Pero nuestras carencias no se limitaban sólo al número de jugadores, también nos influían dos elementos imprescindibles para disputar un partido: campo y balón. Para empezar, los campos de tierra eran como jugar en el infierno. Caerte o tirarte suponía una herida de guerra que te iba a acompañar durante meses, en algunos casos con decenas de piedrecitas en su interior. Lo más humillante, es que los equipos contrarios sí que se tiraban… y los cabrones no se hacían nada. Malditos espartanos locos.

Duro como el acero...Por otro lado, estaba el balón, por llamarlo de alguna manera. Sólo con el nombre, más de uno se echará a temblar: Mikasa. Eso no era una pelota, era una bola de presidiario, reforzada con titanio y ‘adamantium’. Si te daban un pelotazo, tenías marcas durante una semana (cuando te atizaban por donde ponía Mikasa, parecías un niño anuncio). Pero lo peor era cuando tenías que dar de cabeza un saque del portero. Estoy seguro que de haber evitado alguno de esos cabezazos, ahora mismo tendrías tres carreras y, sobre todo, un trabajo. Pero era joven, me gustaba el fútbol y, sin saberlo, invertí algunas neuronas que ahora echo en falta…

Irrompibles...De la dureza del balón, derivaban otras carencias indirectas como el hecho de que los córners siempre los sacaba el mismo, porque era el único que llegaba al área. O la vergonzante realidad de que algunos jugadores tuvieran que elevar el balón, para poder pegarle fuerte. Lamentable, lo sé, pero hay que ser muy cabrón para dar ese balón a chavales de 14 años… Eso sí, estoy seguro de que el esférico con el que jugábamos, todavía está operativo y se podría jugar con él. Estaban hechos del mismo material que las J’HayberIrrompibles.

No obstante, y a pesar de que todos los astros se alineaban en nuestra contra, nunca perdíamos la cara a la competición. Hay un dicho popular local que reza: ‘Madridejos, barrudos; Consuegra, cabezones; y Camuñas pequeños, pero con muchos cojones…‘ Otra cosa no, pero chulería nos sobraba, aunque no siempre sabíamos canalizarla en positivo. Eso sí, esta chulería me hizo espectador, en primera fila, de la más antológica contestación que ha recibido un árbitro, sobre un terreno de juego. 

Te sitúo. Fuimos a jugar un partido a La Guardia (un pueblo al que llevan mil calles…). En esta ocasión no hubo suerte, y sólo juntamos 10 jugadores, por lo que las instrucciones del entrenador fueron claras: ‘Vamos a hacer lo que podamos, defendiendo bien juntitos pero, por lo que más queráis, cuidado con las faltas y con las protestas, que ya empezamos con uno menos…’. Meridiano, ¿verdad? Pues no para todos…

Árbitro (hablando en el centro del campo con un juez de línea, antes de empezar el partido): ‘En cuanto termine el partido, nos vamos pitando (chiste fácil y malo), sin duchar ni nada, que tenemos otro que arbitrar…’
Jugador Crack (metiéndose en una conversación que ni le iba ni le venía): ‘Sí, mejor será que nos vayamos, porque vaya tela…’
Árbitro (con menos mano izquierda que un antidisturbios): ‘¿Qué has dicho?’
Jugador Crack (a esto me refería con la chulería mal canalizada): ‘Que mejor será que nos vayamos…’
Árbitro: (Tarjeta amarilla…)
Jugador Crack: ‘¿Eso qué es… un calendario?’
Árbitro: (Tarjeta roja…)

Quiero recordar que ese partido lo perdimos 10 a 1. No importa. La humillante derrota mereció la pena, sólo por poder contar que yo viví en directo la salida de tono más grandiosa que he visto en un campo de fútbol. Sin violencia, sin insultos, sin amenazas… Chulería mal canalizada, sus huevos toreros sobre la mesa y al vestuario. Que le quiten lo ‘bailao‘.

... o calendario

Obviamente, al entrenador no le pareció tan gracioso como a nosotros y le echó una bronca tremenda, tras la cual, no pudo contener la risa.

Siendo simplista, puedo decir que un calendario se interpuso en mi carrera futbolística. Siendo realista, lo mío es más comentar deporte que practicarlo, así que ese camino escogí, el del Periodismo, que luego me ha llevado por senderos muy alejados del fútbol, a cada cual más interesante. Por el momento, nos estamos dando un descanso, aunque ya he comenzado la operación reconquista, y espero que en breve volvamos a tener esa maravillosa relación que hemos mantenido durante nueve años.

Por cierto, por si no ha quedado clara la moraleja de este post, os la resumo. No compréis balones Mikasa Vintage a vuestros hijos. Les puede dejar ‘jalasios‘… o peor aún, puede llevarlos a estudiar Periodismo.

Enlaces relacionados:
“Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?”
Mazapán + Whisky de malta: Una pareja perfecta
De fútbol, experimentos y pinzas de depilar…
15 céntimos por un pase al paraíso…

Ronda Musical…

Que Justin Bieber escuche un tema tuyo, ponga en Twitter que es la canción más pegadiza que ha escuchado y que se convierta en éxito mundial, es mucha casualidad, pero es lo que le ha pasado a Carly Rae Jepsen. Esta cantautora canadiense, que quedó tercera en la quinta edición de Canadian Idol lleva varias semanas en lo más alto del Billboard y de todas las listas del planeta, gracias a su multiversionado ‘Call me maybe‘…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

9 pensamientos en “De fútbol, churros y almanaques… (y II)

  1. Que razón más grande tienes Jesús, la escasez de efectivos ( entre los que siempre iba alguno con la ropa de la fiesta de la noche anterio), la aveces poca aptitud y actitud del enentrenador nos llevaban a estas impresionantes derrotas , pero esto no hacía que perderíamos la ilusión de que cada domingo prácticamente de madrugada y muchas veces con algo de sueñ o debido a haber dormido poco por los nervios (por lo menos en mi caso) estuviéramos esperando el autobús para intentar hacer el .partodo de nuestra vida. Que recuerdos y sentimientos que aún hoy recomendaría a cualquier persona.

  2. Sabía que te iba a molar! Esto de escribir recuerdos en primera persona del plural es más gratificante que hacerlo en solitario, sobre todo cuando veo que el sentimiento es el mismo… que nos somos estrellas del deporte por culpa de cuatro cabrones, jajajaja!

    En serio, éstas son las cosas que quedan para toda la vida y, después de más de 15 años, recuerdo como si fuera ayer esas mañanas que compartimos, con un balón y decenas de churros de por medio! Un placer haber compartido contigo estas historias!

  3. Pingback: Yo gané una Champions con Mourinho… | La Última Ronda

  4. Pingback: Esguince, el dolor de los dolores… | La Última Ronda

  5. Pingback: ‘Tones con Glee’: la merienda de los campeones… | La Última Ronda

  6. Pingback: De llamadas telefónicas, facturas millonarias y famosos… | La Última Ronda

  7. Pingback: Entrevista de trabajo curiosa… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s