“Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?”

Las bodas… ¡qué gran invento! Nada más recibir una invitación, comienzan los problemas. A ver con quién me sientan; no sé qué ponerme; con dos copas de vino pierdo la vergüenza; cuánto dinero le damos a estos… Si estás soltero, ¿pillaré? Si vas con pareja, ¿me la pillaré? En fin, lo habitual. No obstante, en mi caso, hay que añadir uno más a esta lista de contratiempos prenupciales: me acusarán en esta boda de secuestrar a alguien… Así es mi vida, siempre al límite…

Cuando vi la invitación del enlace, lo primero que pensé fue: ‘30 de diciembre… ¿quieren que empalmemos con Nochevieja?’ No obstante, y una vez analizado fríamente, no es para nada mala fecha. Mucha gente está de vacaciones, no hace calor y el ambiente festivo lo tienes interiorizado desde Nochebuena. Si la lluvia y el frío extremo respetan el día, como así fue, te puede quedar una boda de lo más ‘cuqui‘.

Obviamente, si el banquete lo haces en La Casa de Mónico, todo es mucho más sencillo (no, no patrocina este post, pero reconozco que las instalaciones son impresionantes). Como dicen en mi tierra, ‘con buen bolo, bien se jode‘.

Sea como fuere, ceremonia, cocktail, cena y barra libre, formaron un conjunto perfecto del que los novios se pueden sentir muy orgullosos. Además, con la dificultad añadida de tener más de 300 invitados. Pero, como no todo en la vida puede ser perfecto, la noche reservaba una sorpresa. En esta ocasión, en forma de secuestro, eso sí, en grado de tentativa…

La barra libre ya se había cerrado y todos los invitados estábamos abandonando el recinto. Nos subimos al coche y nos dispusimos a salir del aparcamiento, cuando un hombre (entre 60 y 65 años) bloqueó la única salida con su vehículo:

Yo: ‘Caballero, ¿puede retirar el coche para que podamos salir?’
Sr. Jack Daniel’s: ‘Tú no te vas a ningún sitio, y nadie sale de aquí, hasta que no me digas dónde está mi mujer…’
Yo: (Poker Face) ‘¿Disculpe…?’
Sr. Jack Daniel’s: ‘Que dónde has metido a mi mujer… Voy a llamar a la Policía…’

A pesar de lo que pueda parecer, el hombre no daba síntomas de embriaguez (la gente con traje lleva las borracheras con más elegancia, supongo), por lo que me bajé del coche para intentar ayudarle. Craso error:

Yo: ‘A ver caballero, ¿qué ha pasado?’
Sr. Jack Daniel’s: ‘¿Te crees que no te he visto? Has secuestrado a mi mujer. La tienes atada en el maletero. Así que abre antes de que tengamos problemas…’
Yo: ‘Mire, no tengo ni idea de quién es su mujer, pero dudo mucho que sea la jovencita que llevo en el maletero pero le puedo asegurar que en mi maletero no hay nadie…’
Sr. Jack Daniel’s: ‘MentirosoHijo de puta… que te he visto meterla en el maletero… ábrelo ahora mismo que cojo el bate que llevo en mi coche y te abro la cabeza…’

Obviamente, cuando empiezan los insultos y las amenazas, es cuando yo pierdo toda la educación que he recibido. Así que, antes de que él pudiera hacer nada, pensé que lo mejor era quitar su coche de la entrada, alejando el supuesto bate de sus manos y dejando espacio para salir al resto de coches. Y es que, la cola que había formado el Sr. Jack Daniel’s era considerable, a pesar de lo cual, nadie se dignó a bajarse. Educación para la Ciudadanía

Cuando estaba a punto de abrir la puerta del coche, aparecieron los novios como por arte de magia. Tras contarles lo ocurrido, me dijeron que la Sra. Daniel’s estaba en el salón, ajena a todo lo ocurrido, pero consciente de la borrachera de su marido. Algo que, según me confirmaron, era habitual en él. Una vez apareció la susodicha, todo volvió a la calma y pudimos dejar La Casa de Mónico atrás.

Lo peor de este ‘secuestro frustrado‘ es que las disculpas iniciales de los novios, se han convertido en mofas habituales cada vez que nos vemos. Así, preguntas como ¿Llevas cuerdas y cinta americana en el maletero? o ¿Quién va a ser tu víctima esta noche?, han sustituido a los saludos de cualquier encuentro. A este paso, el siguiente escalón en mi breve carrera delictiva será sustituir al Coco para que los niños se duerman:

– ‘Y si no apagas la luz, vendrá Jesús, te meterá en el maletero de su coche y te secuestrará…’

En fin, cría fama y échate a dormir… Si lo sé, la secuestro de verdad…

Enlaces relacionados:
Vodafone, buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle?
Mercadona: “Perdone señora… ¿se está colando…?”
Bolardo voy, bolardo vengo…
Madrid es impresionante… ¡también desde el cielo!

Ronda Musical…

Cuando ‘Garbage‘ sacó su primer disco, allá por 1995, ya me parecía un grupo la mar de interesante. Pero fue en 1998, con ‘Version 2.0‘, cuando terminaron de enamorarme. El primer single de este álbum, ‘Push it‘, me parece simplemente brutal…

Por cierto, Shirley Manson, cantante del grupo, se hizo muy famosa a mediados de los 90, por ser una de las primeras celebrities en tener un blog propio. Hoy en día, lo sigue manteniendo… Sin duda, un ejemplo a seguir…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

29 pensamientos en ““Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?”

  1. Realmente tienes que empezar a trabajar en cambiar las expresiones de tu cara pasa de “poker face” a “cara dura” por ejemplo, por que con la edad que tienes, este no ha sido tu primer secuentro ni el último, es la expresión de cara lo que da lugar a las situaciones que te ocurren, esa mezcla entre incredulidad, guasa unida a cara de “gustavito”.

  2. La ‘cara dura’ la hubiera puesto durante mi fuga, por la A6, con la Sra. Daniel’s en el maletero! Cuando te acusan de secuestro, a altas horas de la madrugada y en un entorno elegante, te puedo asegurar que la cara que se te queda es de poker. Sobre todo cuando haces reflexiones como: ‘300 invitados en la ceremonia… ¿’poker’ me toca siempre a mí…?

  3. Jajaja, eso me suena!!

    Muy buen blog, y muy bien escrito. ¡Sigue así!

    Un abrazo

  4. Pingback: Del campo a la piscina… | La Última Ronda

  5. Pingback: De fútbol, churros y almanaques… (I) | La Última Ronda

  6. Pingback: De fútbol, churros y almanaques… (y II) | La Última Ronda

  7. Pingback: ¿Te chupo la sangre y luego nos enrollamos…? | La Última Ronda

  8. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… | La Última Ronda

  9. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… (II) | La Última Ronda

  10. Pingback: De periodista, nada; de cura, algo sale… | La Última Ronda

  11. Pingback: De bingos, primas y Días de la Madre… | La Última Ronda

  12. Pingback: iPhone 5, la materialización del ‘ansia viva’… | La Última Ronda

  13. Pingback: iPhone 5 y el ‘ansia viva’… | La Última Ronda

  14. Pingback: De guarros, salas de máquinas y bayetas legendarias… | La Última Ronda

  15. Pingback: De lentillas, fobias y mundos de color y fantasía… | La Última Ronda

  16. Pingback: El taxista que perdió el juicio (I)… | La Última Ronda

  17. Pingback: El taxista que perdió el juicio (II)… | La Última Ronda

  18. Pingback: De barras libres, dedos de vodka y dientes rotos… | La Última Ronda

  19. Pingback: Joven, coche tintado… ¡culpable! | La Última Ronda

  20. Pingback: iPhone 4S, ese gran desconocido… | La Última Ronda

  21. Pingback: Polla de 1,5 metros en el Cervantes… | La Última Ronda

  22. Pingback: De vecinos, Xsaras y súperpoderes… | La Última Ronda

  23. Pingback: Mi primera ‘Barra libre’: dinero a la basura… | La Última Ronda

  24. Pingback: ‘Hola desconocido, ¿me llevas a casa…?’ | La Última Ronda

  25. Pingback: ¿Para qué limpiar la casa si la venderé en unos años…? | La Última Ronda

  26. Pingback: Bebido al volante, nos da un golpe y se pone gallito… ¡Una joya de señor! | La Última Ronda

  27. Pingback: Borracho, mal conductor y vacilón… ¡Una joya de señor! | La Última Ronda

  28. Pingback: Nunca olvidaré mi primer coche… (ni al cabrón que me lo vendió) | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s