Vodafone buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle?

Cuando llegó el cambio de siglo, mucha gente temía que el efecto 2000 devastara todo el planeta. Los ordenadores se harían con el poder, la raza humana se extinguiría y nunca hubiéramos sufrido esta crisis. Eso sí, tampoco habríamos conocido Facebook,Twitter o la batamanta, entre otras muchas cosas. Por suerte, el único efecto que se produjo ese año, al menos en mi persona, fue el de hacer el ridículo cada vez que alguien llamaba a casa ¿El motivo? Era teleoperador de Vodafone.

De hecho, lo que hoy en día es Vodafone, por aquel entonces se llamaba Airtel (como te conté en el post ‘De cachondos está Atención al Cliente lleno…‘). Mi cometido durante un año fue, básicamente, contestar llamadas. Durante cuatro meses, en el 123 (Att. al cliente), y los ocho siguientes, en el recién estrenado Departamento de Puntos. Esto es, un año cogiendo decenas de llamadas al día, y repitiendo las mismas muletillas en cada una de ellas. Y como yo siempre he sido de llevarme trabajo a casa, pasaba lo que pasaba:

Yo: (Cogiendo el teléfono de casa) ‘Airtel, buenas tardes, mi nombre es Jesús, ¿en qué puedo ayudarle?’
María: (Descojonándose…) ‘Jesús… (jajajaja) ¿está tu hermana…? (jajajajaja)’
Yo: (Abochornado…) ‘Sí, ahora se pone…’

Lo peor de esta situación era que los intentos por solucionar este problema, derivaban en situaciones aun más ridículas

Durante un tiempo, mi archienemigo...Yo: (Cogiendo el teléfono de casa, pendiente de mis palabras y haciendo gran esfuerzo mental) ‘Sí… ¿dígame…?’
Sonia (amiga de mi madre): ‘Jesús, cuanto tiempo. Oye, ¿qué tal en el trabajo?’
Yo: ‘Bien, algo reiterativo, pero bueno, me gusta…’
Sonia: ‘Joder, pues me alegro mucho. Ya me contarás cómo evoluciona la cosa. Oye, ¿está tu madre?’
Yo: ‘Sí… no se retire, si es tan amable…’
Sonia: (Llorando de la risa) ‘Jajajajajaja…. Jajajajajajaja…’
Yo: (Bochorno x10) ‘…’

Pero si hay una palabra con el que tuve problemas durante mi época de teleoperador fue
precisamente ésta: problema. El término tabú en Airtel. Sólo pronunciar la primera sílaba, y ya tenías algún superior encima tuyo. Podías nombra a Voldemort, Bitelchús o a Bloody Mary, pero nunca el vocablo prohibido. Si en la actualidad, 2012, hay millones de ‘incidencias‘ (era la palabra comodín) a diario, imagina hace 12 años, cuando esto de la telefonía móvil estaba arrancando. Obviamente, el término ‘problema’ desapareció durante meses de mi vocabulario.

Yo: (Cogiendo el teléfono de casa, pendiente de mis palabras y haciendo gran esfuerzo Incidencia con el iPhonemental, bis) ‘Sí… ¿dígame…?’
Antonio: ‘Jesús, ¿está por ahí tu padre?’
Yo: ‘Qué va… se va a retrasar porque ha tenido una ‘incidencia‘ en el trabajo…’
Antonio: (Asumiendo que tomo drogas) ‘¿El qué…?’
Yo: (Mientras se abre la puerta y aparece mi padre en casa…) ‘Espera, que acaba de llegar… No se retire si es tan amable…‘ (Bochorno infinito…)

Así que ahora que Vodafone está de actualidad, pues TeleTech, compañía que ofrece los servicios de ‘contact-center‘ a la multinacional, va a cesar su actividad en España, dejando en la calle a más de 1.500 personas (ver noticia completa), quiero reivindicar dos cosas. En  primer lugar, que estos puestos les sean devueltos a sus trabajadores. Y en segundo lugar, que la compañía contrate a un psicólogo que les ayude a superar los momentos de ridículo social que se derivan de este empleo. Seguro que no he sido el único al que le ha pasado… De hecho, la  AAIV (Asociación de Amigos de las Incidencias en Vodafone) contaría con un importante número de miembros…

Enlaces relacionados:
De ‘cachondos’ está Atención al Cliente lleno…
Llamadas furtivas de madrugrada…
Mercadona: “Perdone señora… ¿se está colando…?”

Ronda Musical…

Durante el año que trabajé en Airtel, el tema ‘Island in the sun‘, de los norteamericanos Weezer, protagonizaba la campaña publicitaria de la compañía. Obviamente, pude escuchar esta canción en torno al billón de veces, por lo que acabé aborreciéndola, a pesar de que me encantaba. Más de una década después, aunque con alguna reticencia, reconozco que puedo tolerarla, aunque no más de una vez al año. Así que, si le das al play, no lo pongas muy alto… por si acaso estoy cerca… ¡Gracias por su llamada…!

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

 

4 pensamientos en “Vodafone buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle?

  1. No te preocupes por tu teleadiccion, algunos sufrimos “teleteclados” lo mismo tecleamos el número de telefono en el teclado del ordenador que marcamos en el telefono el codigo de un cliente o se nos olvida dejar el telefono que tenemos a modo de loro entre el hombro y la cara. En fin, que afectados somo muchos con similares patologias.

  2. Lo que viene a demostrar que somos animales de costumbres! Ponemos el piloto automático, y donde nos lleve, jeje! Teleteclados y teleadictos, unidos por nuestras ‘adicciones’!

  3. Pingback: “Disculpe… ¿ha secuestrado usted a mi esposa?” | La Última Ronda

  4. Pingback: Del campo a la piscina… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s