Con bravas y a lo loco…

Hace calor, hace calor; yo estaba esperando que cantes mi canción…”, decían Los Rodríguez. Y qué razón tenían. Hay calor para regalar en todo el país. El problema es que ahora tenemos tantos aparatos para refrescarnos, que parece que nunca se hayan superado los 40º en España. Se han superado, y  por mucho. Es más, nunca olvidaré lo que me ocurrió, a 41º, una tarde del verano de 1997 en Toledo

Recuerdo la fecha porque fue el primer verano que trabajé en La Castellana, el local que ahora se llama La Flor de Malta, en Toledo. Como todos los días, tras una sesión de película y siesta en casa (había oferta de 3×2 en el Vídeo Club 7º Arte, por lo que me tragaba tres películas diarias), bajé a cubrir el segundo turno de mi jornada partida, que comenzaba a las 20.00 horas.

De camino al local hay una farmacia, por lo que siempre miraba la temperatura que había. Ese día, el termómetro marcaba 46º, algo elevados por el hecho de estar al sol durante horas, así que cuando llegué al trabajo, miré el que teníamos en la barra: 41º. ‘Ahí es ná’.

Como las elevadas temperaturas no eran motivo de libranza, coloqué las 12 mesas de la terraza, convencido de que no aparecería un sólo cliente hasta que el mercurio bajara unos grados. Bendita inocencia. No eran las 20.15 horas, cuando apareció una pareja, de unos 30 años, sonrientes, enamorados y veraniegos:

Yo: Buenas tardes, ¿qué queréis tomar?
Chico: Hola. Pues nos han dicho que aquí tenéis unas bravas muy buenas…
Yo: (Póker Face) ¿Estás de broma…?
Chica: No, no. Venimos a propósito desde Bargas (a unos 11 kilómetros de Toledo) para probarlas…
Yo: (Póker Face bis) ¿De verdad queréis unas bravas ahora…?
Chico: (Percatado de mi Póker Face) De verdad, de verdad. Eso sí, tráete dos jarras gigantes de cerveza
Yo: De pincho… ¿queréis unos polvorones o unas guindillas?
Chico: (Riéndose) No, no, que pican…

Obviamente, me llevó varios minutos convencer a la cocinera que el pedido no era una broma, pero finalmente las patatas bravas (escandalosamente adictivas) llegaron a la mesa, calentitas y picantonas. En su punto (a unos 200º…). No sólo no dejaron ni una, sino que puedo jurar que no dio tiempo a que se enfriaran.

Quien se atreva a decir que un triatlón es complicado, que intente emular a esta pareja a la que, por cierto, no volví a ver más. Espero que conserven su estómago. Y es que, aunque no lo creas, el calor siempre ha convivido con nosotros, aunque cada vez seamos más ‘señoritos‘ y estemos menos acostumbrados a soportarlo. Pero una cosa es aguantarlo, y otra retar a tu propio cuerpo hasta este punto. Aunque ya lo escribió Fernando Fernán Gómez, ‘Las bravas son para el verano…’

Enlaces relacionados:
Anecdotario 5 estrellas…
Polla de 1,5 metros en el Cervantes…
– Entrada Ikea + Mesa Lack: 10 euros…

Ronda Musical…

A Lady Gaga se le pueden reprochar muchas cosas, como la cantidad de tintes que se echa en el pelo, que le pasará factura no tardando. Lo que es innegable es que esta artista ha revolucionado el mundo de la música, ha marcado tendencia en el de la moda y ha protagonizado uno de los videoclips más espectaculares que he visto en mi vida… Yo, y otras 475 millones de personas…

Bonus track…

Una amiga de una amiga está a 34 días de cumplir un sueño: grabar un disco. Se llama Mar, su grupo ‘Marada‘, y a través de Verkami están solicitando colaboración para poder terminar este ilusionante proyecto a su manera, “dulce y gamberra“. Aquí te dejo una de las canciones que ya ha grabado, a ver qué te parece…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

7 pensamientos en “Con bravas y a lo loco…

  1. Las bravas, bien patatas ó vacas, lo mejor que hay para combatir el calor…….
    pero yo creo que la cerveza, fué lo mejor.
    Un beso.

  2. Creo que con este calor viene mejor comer clavos, que estarán más fresquitos, que patatas bravas. Eso sí, allá cada cual con su dieta…

  3. madremia , solo falta que te hubieran dicho que comieron cocido.. jejeje

  4. Pingback: De cachondos está Atención al Cliente lleno… | La Última Ronda

  5. Pingback: No hay huevos… de gallina… | La Última Ronda

  6. Pingback: Cliente y razón no siempre van de la mano… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s