Autoservicio o cómo convertir al cliente en voluntario…

El Autoservicio, qué gran invento. Esta afirmación, digna de la época de los Paco Martínez Soria o José Luis López Vázquez se ha convertido, por desgracia, en algo demasiado habitual en nuestros comercios. Muchas empresas, en su afán ilimitado de recortar gastos, han encontrado en el ‘Sírvase usted mismo‘ una nueva gallina de los huevos de oro.

Recientemente, pasé por el supermercado Alcampo de La Vaguada (Madrid), a comprar un par de cosas, por lo que confiaba en no tener que esperar mucha cola. Lo cierto es que la fila de cajas con la que cuenta es interminable (a ojo, calculo que unas 40). Eso sí, abiertas no llegarían a 10, todas ellas con carros llenos esperando para ser cobrados, por lo que tomé la opción ‘Autoservicio‘.

Desde luego, la proporción en este ‘servicio’ es más que rentable para Alcampo: dos empleadas para coordinar una decena de cajas, mientras los propios clientes se convierten en voluntarios. Además, al menos así fue en mi experiencia, con la sensación de estar pasando un examen, pues los nervios me atenazaban y preguntas del tipo “¿Lo estaré haciendo bien?” o “¿Y si la lío parda…?”, no paraban de rondar mi cabeza. Sensación multiplicada por las miradas de desprecio y vigilancia constante de las empleadas, quienes tampoco ayudan a agilizar el trámite.

Sumando el tiempo empleado en que el lector cogiera los códigos de barras (llevaba cinco productos en total); los tres botones a pulsar por cada producto que cobras; el hecho de que el lector no leyera mi tarjeta de crédito; y el alto que me echó la empleada, cuando ya me iba, para pedirme el DNI, estuve en el supuesto ‘Servicio Rápido de Alcampo’ 10 minutos. El mismo tiempo que tardó la cajera de al lado en cobrar a dos familias con carros como para aguantar una guerra nuclear.

Considero que, además de ser una involución en el servicio al cliente (cada vez más caro y de peor calidad), este tipo de empresas deberían potenciar las posibilidades de empleo que generan estos puestos, que en la actualidad cubren con mano de obra inconsciente.

Y es que, ejemplos como el de Alcampo tenemos en otros establecimientos como Ikea, donde también está la opción de caja ‘Yo me lo guiso, yo me lo como‘. Aunque es de ley decir que, en este caso, el servicio es más dinámico y las empleadas más agradables. También me viene a la cabeza la franquicia ‘100 Montaditos‘ y sus archiconocidas llamadas por megafonía para recoger la comida. O no nos olvidemos de ese mítico ‘Deposite aquí su bandeja‘ de McDonald’s y Burger King, donde han tenido la habilidad de crear una ‘conciencia social‘ que te hace sentir mal si no la recoges, incluso mirar con desprecio al que no lo hace. Eso es marketing y lo demás es cuento.

Pero el paradigma del Autoservicio, el pionero del ‘Sírvase usted mismo que yo estoy ocupadísimo‘, por supuesto, lo encontramos en las gasolineras. En su día, no sólo hubo un recorte brutal de personal en las estaciones de servicio nacionales por esta decisión, sino que estás poniendo en manos del cliente un producto, el combustible, más que peligroso. Cierto es que hay que ser muy torpe para que te pase algo pero, obviamente, habrá más posibilidades de accidente si quien lo maneja no está acostumbrado a ello. Por desgracia, y después de años ejerciendo de becarios gasolineros, la mayoría de los que conducimos somos expertos en la materia.

Así pues, yo me hago una pregunta: ¿Dónde está el límite? Te imaginas ir a cenar a El Bulli, y tener que ir a la cocina a por cada uno de los platos que vas a comer. O podría ocurrir que el peluquero te sugiera que barras tu pelo del suelo antes de irte. Incluso que los pintores que has contratado, para redecorar tu casa, sean dos pero tengan tres brochas, para que puedas echar una mano. Es más, qué pasaría si compras un mueble, supuestamente más barato, y resulta que tienes que montarlo tú mis… Ops, esto sí que pasa… Perdón.

Por muy surrealista que parezcan los tres primeros ejemplos (el cuarto también lo es, a pesar de que ya lo tomemos por habitual), los hemos asumido con naturalidad, aunque en otros ámbitos.

Lo último que pretendo con este post es llamar a la ‘Revolución de los Consumidores‘, ni mucho menos. Cada cual que actúe según sus propios criterios y conciencia. No obstante, y ya que en nuestro día a día desempeñamos más funciones laborales de las que creíamos, bien como gasolinero, cajero, carpintero, camarero… ¡deberíamos tener la posibilidad de hacerlo constar en el Currículum Vitae! Al fin y al cabo, aunque de forma indirecta, no deja de ser un voluntariado.

Enlaces relacionados:
Las bolsas de la discordia…
Perdiendo la vergüenza por un cupón…
Llamadas furtivas de madrugada…

Ronda Musical…

Hoy me siento un poco melancólico, por lo que me he remontado a aquellos maravillosos 50 para traerte una canción que, al segundo de escucharla, te va a recordar a una película que todos hemos visto un mínimo de tres veces…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

8 pensamientos en “Autoservicio o cómo convertir al cliente en voluntario…

  1. Pingback: Figúrate que te cogen… | La Última Ronda

  2. Pingback: Bolardo voy, bolardo vengo… | La Última Ronda

  3. Pingback: Mercadona: “Perdone señora… ¿se está colando…?” | La Última Ronda

  4. Pingback: Los bazares chinos… ¡qué gran negocio! | La Última Ronda

  5. Pingback: ¿Te chupo la sangre y luego nos enrollamos…? | La Última Ronda

  6. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… | La Última Ronda

  7. Pingback: ¿Varicela? Aspirina infantil y polvos de talco… (II) | La Última Ronda

  8. Pingback: De periodista, nada; de cura, algo sale… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s