Ponerte cachas no es caro…

Pensamiento número uno: “Voy a poner un gimnasio…”. Pensamiento número dos: “Me voy a flipar con el precio… porque yo lo valgo”. Si el pensamiento uno y dos no son complementarios, espero que algún día alguien me explique por qué las tarifas del 90% de los gimnasios me resultan extremadamente caras.

Sin entrar en dar nombres ni localizaciones, debo reconocer que la desidia y el interés por el dinero fácil se han apoderado de gran parte de un sector que sigue generando mucho beneficio, a pesar de la crisis.

Ejemplo 1. Gimnasio de barrio, más antiguo que la tos. Creo que todo el mundo ha pasado por alguno de estos centros, donde las pesas tienen los kilos en números romanos; el monitor habla con melancolía de cuando hacía culturismo en los años 60 y el parquet huele igual que el del colegio al que ibas, seguramente porque se construyeron en  la misma época.

A todo ello se suma que el espacio es tan reducido que las máquinas están más juntas que las mesas de un VIPS. Obviamente, de piscina, sauna, siquiera pádel u otro tipo de ‘lujos’ no hablamos.

A pesar de todo (y estos precios son reales, de hace dos meses), te quieren cobrar 62 euros/mes, por ir todo el día o, la ‘súperoferta‘ del horario de mañana: 42 euros/mes, si vas antes de las 13:45 horas… No comment.

Ejemplo 2. Gimnasio moderno, amortización por la vía rápida. La segunda opción que os planteo es la del gimnasio de nuevo cuño. Piscina, servicio de toallas (10 euros/mes), taquillas electrónicas (20 euros/mes), merchandising propio, 734 tipos de saunas… El problema de estos centros, al menos los que conozco, es que los dueños quieren recuperar la inversión lo antes posible, y así es complicado. ¿O acaso tú pagarías 66 euros/mes sólo por acceder a la piscina, antes de las 14:00 horas? ¿O irías a uno de estos gimnasios, si te cobraran 90 euros/mes por acceder a toda la instalación? Yo tampoco.

Ejemplo 3. Gimnasio élite, entre famosos. Mención aparte merecen los gimnasios famosos. Allí los entrenadores personales (45 euros/hora) son algo habitual, a pesar de que muchos clientes echan más horas moldeando la figura en el quirófano que en la sala de musculación. Las tarifas de 2.000 euros/año son algo habitual en estos centros, como también lo es la gente que paga esta cantidad, para luego ir un par de días. Eso sí, cada uno hace lo que quiere con su dinero.

Ronnie, Vinnie, Pauly y Mike (Jersey Shore Boys)

Ejemplo 4. Gimnasio low cost. Los hay, cada vez más, y debemos agradecerles que estén poniendo coto a todo este desmadre que se había generado en torno al sector. Desde 19,90 euros/mes te ofrecen unas instalaciones amplias, modernas, con monitores jóvenes y preparados. Además, por lo general, suelen estar muy bien ubicados. Este tipo de iniciativas demuestran que ponerte cachas no es caro… pero sí sacrificado.

Como bonus track quiero hacer mención al Centro del Agua de Toledo. Un espacio polideportivo promovido por el Ayuntamiento capitalino y que es un ejemplo a seguir. Unas instalaciones espectaculares; precios más que asequibles con promociones brutales para familias; una sensacional ubicación y, sobre todo, una opción de ocio saludable para toda las edades y bolsillos. No es de extrañar que ya estén planificando construir otro en el Polígono.

‘Atriending’ Topic… by @JesusRedondoCon

Como bien sabes, y si no sabes te lo digo, estoy enamorado de Twitter. Cada día me sorprendo más con la imaginación y la retranca de los tuiteros, que saben poner el toque de humor a cualquier situación. Por tal motivo, he decidido instaurar una nueva sección (Atriending Topic…) en el blog, en la que cogeré un Trending Topic de los últimos días y reproduciré los tuits más simpáticos que haya encontrado.

Y si en el último post el protagonista fue Froilán, en esta ocasión le toca a la subida de los precios en el Metro de Madrid o: #TarifazoMadrid:

– Metro de Madrid: cuela – @SamSalama
– El billete de 500€ pasa a llamarse Metrobús – @crohnicas
– Un billete de Metro como regalo de bodas – @xaviconde
– El día de mi boda iré en Metro, la limusina es para pobres – @bbabby_

Viñeta de Ramón en El País del 12 de abril de 2012– Gracias al Tarifazo ya no os robarán nada en el metro, porque os lo habréis dejado todo en el billete. De nada – @AlaBotella
– Primer efecto de la súbida de tarifas del metro: vivir en Móstoles y tener novia en Sanse se considera relación a distancia – @alvaro_velasco
– “Ya estoy ahorrando para las vacaciones”; – “¿Dónde te vas?” – “A Príncipe Pío…” – @alvaro_velasco

Ronda Musical…

En cuanto al tema de hoy, te dejo con una canción de 1996, cuando Paula Cole lanzó el disco ‘This Fire’, donde se incluía este tema que fue un exitazo, a pesar de que el vídeo no ayudara mucho a ello… Por cierto, en ese mismo álbum se incluía ‘I don’t wanna wait‘, una canción de culto para una generación de adolescentes, entre la cual me incluyo, gracias a una serie mítica de los 90…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

2 pensamientos en “Ponerte cachas no es caro…

  1. De gimnasio, no entiendo y además no creo que nos haga flata con el tarifazo y las gasolinas, haremos ejercicio por las calles de Madrid. Al final el pobre siguirá siendo probre, pero con una figura estupendísima y GRATIS.
    Los comentarios de Twitter, muy bien.
    Un beso.

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s