15 céntimos por un pase al paraíso…

Piensa por un momento… ¿Qué puedes hacer en la actualidad con 15 céntimos? Establecer una llamada, comprarte tres chicles o un decilitro de gasoil (aprox.), el presupuesto no da para más.

El paraíso en la tierra...Y si ahora te digo que hubo un tiempo, no tan lejano, en el que con 15 céntimos tenías un vale para el paraíso. El tiempo del vale era indeterminado, dependía de cómo lo administraras y los pases previos que hubieras usado, pero la diversión estaba garantizada. Y es que no hace tanto, con tan sólo 25 pesetas, tenías derecho a un crédito en una máquina recreativa, como he dicho, un pase temporal al paraíso, a través de una pantalla.

Street Fighter II, Golden Axe, Tetris, Pac-Man, Toki… Todos hemos tenido un juego favorito. Ése en el que con 20 duros pasabas toda la tarde jugando. Ése que te sabías de memoria. Ése en el que eras poseedor de 8 de las 10 máximas puntuaciones. Ése que cuando cambiaban,se llevaba un pedacito de tu corazón.

Autoescuela por la que todos hemos pasado...Todo pueblo, por pequeño que fuera, tenía su propia Sala de Máquinas. Sin duda, éstas fueron las predecesoras de los “Puntos de Encuentro” de las grandes superficies. “¿Dónde quedamos?”. “En los Recreativos…”. Era instintivo.

Pero es que estos negocios, además Joystick abajo, Joystick al frente y botón de puño...de la vertiente lúdica, hacían una labor social que nunca será lo suficientemente ponderada. ¿Quién no ha hecho amigos preguntando cómo hacer el ‘Hadouken‘ de Ryu? ¿O quién no ha conocido gente nueva jugando al ‘Rey de la Pista‘ en el futbolín con la mítica autoinvitación a una partida: ¡Entramos…!? Porque no sólo de máquinas recreativas vivíamos los jóvenes de antaño. Futbolines y billares también tenían su público, por supuesto, entre los que me incluyo.

Sacacuartos sin diversión...Pero claro, llegaron las nuevas tecnologías, y toda la magia de las antiguas salas se disipó. Simuladores, máquinas en 3D, shooters… y todos ellos a 50 céntimos o un euro la partida. Te gastas un dineral en jugar a una máquina en la que, después de tres créditos, aún no sabes de qué va. Eso no es diversión. Menos aún el dar a un botón, a 20 céntimos la tirada de dos segundos, confiando en sacar una Especial de 120 euros… que sabes terminará en el bolsillo de un chino… (Tragaperras Rules…)

Ciertamente, prefiero los Recreativos. Y es que, por si tuvieran pocos atractivos, aún queda por recordar lo mejor… las chucherías!!! Recreativos y golosinas eran dos conceptos inseparables. De hecho, creo que el paso evolutivo natural de las máquinas deberías haber sido la no activación de la misma, sin un mínimo de azúcar saturada en sangre. Optaron por lo moderno y la jodieron.

Sega volverá al poder...A partir de aquí sólo me queda pensar que, al igual que en el mundo de la moda, todo es cíclico, y en algún momento del futuro, Sega, Neo Geo y compañía volverán a dominar el mundo, para unirnos de nuevo, en torno a unos Recreativos.

Con este invento eras el puto jefe!Por cierto, el truco del mechero eléctrico para sacar créditos gratis funcionaba en algunas máquinas, doy fe. A veces también te daba chispazo, pero merecía la pena el riesgo!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creo que estaba cantado que el tema musical de hoy iba a estar relacionado con los videojuegos. He escogido la canción ‘Mighty Wings’ de Cheap Trick, que mucha gente conocerá por ‘Top Gun’, pero que a mí siempre me recuerda a los cientos de viajes que he hecho a Estados Unidos para enfrentarme a ese marine con el pelo tipo ‘cepillo’ llamado Guile… Street Fighter II será el mejor juego que ha pasado por mis manos durante toda la vida…

Autor: Jesús Redondo Consuegra

17 pensamientos en “15 céntimos por un pase al paraíso…

  1. De los recreativos de mi epoca lo mas era el futbolin y estoy contigo en que no deberiamos de haber dado paso a tanto modernismo porque las quedadas el tirarte el rollo delante de los chicos jugando mejor que otras e incluso enamorarte de uno que ganaba a todos en el pin pon eso era chaghi, creo que si se le da importancia pero la peña vota por el cambio en todo. fue una epoca.Ahora es diferente pero tambien bueno porque no veas como ganan pasta los dueños de las tragaperras.

  2. Pingback: Ponche con chocolate… | laultimaronda

  3. Pingback: De fútbol, experimentos y pinzas de depilar… | La Última Ronda

  4. Pingback: De fútbol, churros y almanaques… (I) | La Última Ronda

  5. Pingback: De fútbol, churros y almanaques… (y II) | La Última Ronda

  6. Pingback: De guarros, salas de máquinas y bayetas legendarias… | La Última Ronda

  7. Pingback: De lentillas, fobias y mundos de color y fantasía… | La Última Ronda

  8. Pingback: Yo gané una Champions con Mourinho… | La Última Ronda

  9. Pingback: Esguince, el dolor de los dolores… | La Última Ronda

  10. Pingback: ‘Tones con Glee’: la merienda de los campeones… | La Última Ronda

  11. Pingback: De llamadas telefónicas, facturas millonarias y famosos… | La Última Ronda

  12. Pingback: Entrevista de trabajo curiosa… | La Última Ronda

  13. Pingback: De moquetas, cólicos y maldiciones laborales… | La Última Ronda

  14. Pingback: La Última Ronda

  15. Pingback: Piercing de Hacendado | La Última Ronda

  16. Pingback: Mi Primera Comunión… y la última | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s