Anecdotario ‘5 estrellas’… (I)

Durante más de dos años estuve trabajando de camarero en un hotel de cinco estrellas de Madrid. Un hotel cuyas paredes callan miles de secretos inconfesables y que, por suerte para sus clientes, nunca revelarán. No así sus empleados, pues estos secretos estaban aderezados con un ingrediente que nunca falla en este tipo de historias: el lujo. Y es que había días que merecía la pena ir a trabajar, sólo por enterarte de lo que había pasado durante la semana….

Como miembros de la Asociación de Camareros Cotillas del Madrid ‘Five Stars’ (ACCMFV), todos los que allí trabajábamos hicimos un juramento, con el fin de que ninguna información comprometida saliera del edificio. Por tanto, lo que estoy a punto de hacer puede costarme, no sólo la expulsión de la Hermandad, sino también una persecución implacable durante el resto de mi vida. Así que espero valores las historias que estoy a punto de sacar a la luz…

La primera de ellas, tiene como protagonista a una cantante, conocida en todo el mundo, cuya facilidad para el derroche sin complejos sorprendió a todo el personal, incluso los que más tiempo llevaban en el hotel.

Todo ocurrió en tan sólo una hora. Bueno, 90 minutos, si contamos la media hora que transcurrió desde que reservó la Suite Presidencial y vino al hotel. Una llegada discreta, rápida y sin estridencias, algo inusual en esta mujer, eso sí, rodeada de un séquito incontable de personas, entre guardaespaldas, asesores y estilistas personales, a la postre, los verdaderos protagonistas de la visita.

Y es que, una vez hubo subido a su habitación, sus profesionales personales de ‘chapa y pintura‘ desembalaron un set de maquillaje para proceder a la ‘Operación Divina de la Muerte‘. Hasta ahí todo puede parecer normal, dentro de la anormalidad de la situación. El problema es que para esta famosa un muestrario de maquillaje no es un neceser de mano… al contrario, tenia un estante como el que se puede encontrar en cualquier tienda especializada. Con barras de labios, base, lápiz de ojos… todo en varios colores, tamaños y formas.

Una hora después, la ‘anónima’ protagonista salía del hotel, con un renovado aire juvenil, tras una espectacular sesión de maquillaje. Tras de sí dejaba el stand de maquillaje, del que se había usado un 1% del total de productos (obviamente, el 99% restante fue aprovechado…); una espectacular Suite Presidencial con terraza, jacuzzi y más de 150 metros cuadrados; y a todos los empleados que tuvieron la ocasión de estar allí durante esta ilustre visita, con cara de ‘WTF‘.

He de confesar que no estoy muy puesto en maquillaje, y no sé cuanto puede costar un stand de este tipo (tampoco sé la marca, porque no me la confirmaron), pero sí sé lo que pagó esta señora por la habitación: 3.600 euros.

Estoy seguro que, en estos momentos, además de estar jurando en arameo, arderás en deseos por saber el nombre de esta artista. Lo cierto es que, a pesar del paso de los años, sigo teniendo un cierto respeto por el juramente de la ACCMFV, así que, en ese sentido, me vas a permitir conservar algo de misterio en la historia y dejarte hacer tus propias conjeturas…

Enlaces relacionados:
No hay huevos… de gallina…
De barras libres, dedos de vodka y dientes rotos…
El taxista que perdió el juicio (I) y (II)
Pon una perturbada en tu vida (I) y (II)
De periodista, nada; de cura, algo sale…

Ronda Musical…

A cambio, te dejo un temazo que ha vuelto a estar de actualidad gracias a un anuncio, justo ahora que este grupo texano está a punto de cumplir 20 años de su fundación…

Autor: Jesús Redondo Consuegra
My Twitter – @JesusRedondoCon
My Facebook – La Última Ronda

12 pensamientos en “Anecdotario ‘5 estrellas’… (I)

  1. Pero eso no es misterio, es lo que hacemos todas las mujeres por las mañanas, la diferencia es el tamaño del set y de la habitación, todo lo demás no importa……
    Un beso

  2. No pretendo entrar en el fondo de la situación, sino en la forma, por lo poco habitual! No obstante, también es respetable. Cada uno hace las cosas a su manera y con su dinero…

  3. Pues mi set es más pequeño y no os digo donde me maquillo y aprovecho el tiempo, por que como dice Jose Mota “ahora vas y los cascas” y me pueden multar.

  4. Pingback: Con bravas y a lo loco… | La Última Ronda

  5. Pingback: De cachondos está Atención al Cliente lleno… | La Última Ronda

  6. Pingback: No hay huevos… de gallina… | La Última Ronda

  7. Pingback: Cliente y razón no siempre van de la mano… | La Última Ronda

  8. Pingback: Cualquiera es ahora periodista… | La Última Ronda

  9. Pingback: Yo gané una Champions con Mourinho… | La Última Ronda

Sea bueno, sea malo, deja siempre un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s